8 deberes de una madrina de boda

Tan pronto decides casarte, una de las primeras preocupaciones que se asoman a tu mente es quién será la madrina. Desde una pariente hasta alguna amiga de la infancia, quizás una compañera de estudios o de trabajo, la seleccionada debe hacer honor, y ejecutar, estas responsabilidades.

(iStock)

• Proveer apoyo emocional a la novia en todo momento – La madrina es quien hace entrar en razón a la novia cuando la parte emocional se pone en neutro debido al estrés que conlleva la planificación del gran día.
• Colaborar en la búsqueda de su ajuar y el de las damas – Es quien pone el equilibrio a la hora de seleccionar el atavío que lucirán las damas.
• Resolver las situaciones relacionadas con los preparativos de la boda – Se asegura de alivianar la carga de la novia en términos de los preparativos.
• Organizar el bridal shower y la despedida de soltera – Es quien planifica ambos festejos. Se encarga de todos los detalles relacionados, asegurando así el éxito de los dos partiendo de los gustos de la novia.
• Coordinar con las damas la fecha para probarse los vestidos y la cena de ensayo, entre otras actividades – Es quien lleva la agenda de los eventos relacionados con los entalles de los vestidos de las damas. También coordina el arreglo personal de ellas, así como el propio. Asiste a la novia con la cena de ensayo.
• Ayudar a la novia con el calendario – Garantiza que las tareas se realicen en el tiempo estimado.
• Sostener el ramo de la novia durante la ceremonia – Al momento de los votos, así como en el intercambio de anillos y de las arras, aguanta el buqué para que la novia esté más cómoda.
• Procurar que a la novia no le falten el maquillaje ni los accesorios durante la recepción – Está pendiente de que la recién casada luzca impecable en el banquete nupcial.

Como ves, la misión de la madrina de boda es acompañar a la novia en este trayecto que será la antesala al día que siempre soñó.