Aymee Nuviola de visita en Puerto Rico

Aunque en la isla la mayoría de los puertorriqueños la reconocen gracias a su participación en Celia, la serie, lo cierto es que Aymee Nuviola lleva muchos años en el ambiente artístico, destacándose sobre todo en la música. La artista cubana comenzó su carrera de la mano de su hermana Lourdes, en la agrupación Las Hermanas Nuviola.

La cantante, quien mañana firmará autógrafos y cantará en The Mall of San Juan, a las 7:00 p.m., acaba de lanzar su producción discográfica Como anillo al dedo, la cual según nos cuenta es una fusión de ritmos tropicales y urbanos.

“Baladista no soy, no canto ningún género puro. La música hoy día es un mix de muchos ritmos y me gusta ese tipo de fusión”, comenta la artista, quien precisamente para esta producción grabó un tema junto a Baby Rasta y Gringo. Se trata del tema “Bailando todo se olvida”, que se encuentra en los primeros lugares en las listas de popularidad de los Billboards.

“Es una mezcla tropical-urbana. Ellos hacen su chanteo, pero tiene todos los instrumentos típicos de la música tropical. Me gusta el trabajo de ellos, fue un placer y honor grabar con la vieja escuela del reguetón”, sostiene la también actriz, a quien le fascina cantar acompañada de su piano. “Así fue como comenzó mi carrera y siento que el piano es mi confidente”, menciona la cantante, quien recientemente se presentó en el North Sea Jazz Festival, en Holanda.

Este trabajo discográfico cuenta con diez temas bailables. “El público encontrará en esta nueva producción diez temas con una cadencia especial para el baile, y una temática muy actual en cuanto a los textos, ritmos y coros muy pegajosos, fáciles para ser repetidos y entendidos”, indica la artista, quien en el pasado fue nominada a un Grammy, con el disco First Class To Havana.

Regresaría a la actuación

Aunque la música es su pasión, Aymee no descarta regresar a la actuación siempre y cuando la oferta aporte a su carrera y crecimiento personal.

“Si vale la pena lo haría, me encantaría… desde que me lo propusieron (realizar el papel de Celia) antes de hacer el castin, estaba dudosa, no sabía si podía dar la talla. No me crié escuchando su música, pero me di la oportunidad de hacer el castin. Cuando me dijeron que no estaban buscando una cantante, sino una actriz, porque ya tenían a la persona que iba a cantar, eso me hizo sentir más cómoda. Para mí fue un gran honor, privilegio y responsabilidad interpretarla y sin duda, la novela le dio un gran impulso a mi carrera, porque hasta en el Reino Unido la están pasando”.