Cómo seleccionar el vestido de novia

Es uno de los momentos cumbre en el proceso de la planificación de la boda: la selección del vestido de novia. Para que la tarea sea más llevadera, y se convierta en una experiencia placentera, te brindamos algunas recomendaciones.

(iStock)

Sé consciente de tu figura – El peso, la forma de la silueta y la estatura son el punto de partida. Si posees un cuerpo tipo reloj de arena (hombros y caderas proporcionados con una cintura definida), las opciones son muchas. Si eres de las que tienes el cuerpo tipo pera (hombros estrechos, caderas, muslos y glúteos prominentes), la clave es estilizar la parte baja de tu cuerpo con faldas línea A o acampanadas. De igual manera, si eres bajita, evita lucir una cola demasiado larga y faldas con mucho vuelo o tela. Las que poseen una silueta triángulo invertido, deben procurar un vestido que lleve los hombros cubiertos.

Moda según el evento – En caso de que planifiques una boda informal, incluso al aire libre, considera lucir un vestido corto. Si eres de las que le gusta romper los esquemas, ¡lleva pantalones! Ya si la boda es formal, el vestido debe ser largo, elaborado con textiles finos como encajes bordados, brocados o seda.

Presupuesto sabio – Tus gustos deben ir de acuerdo con la partida de dinero que le asignarás al atuendo nupcial. Mientras más elaborada sea la pieza, más costosa. Aprovecha las ventas de fin de temporada que ofrecen algunas tiendas especializadas, incluso las secciones tipo outlet. Si tu presupuesto es generoso, un vestido de diseñador, realizado a la medida, podría resultar.

Atención a los accesorios – En el caso del traje de novia, los accesorios deben complementarlo, jamás opacarlo ni disminuir su prominencia. Parte del estilo del vestido para escoger los que mejor le van. Por regla general, debes incluir un par de aretes, cinturón, alguna pulsera, el tocado, el velo y los zapatos.

Recuerda que el vestido lo lucirás tú – Considera la opinión de los expertos y escucha lo que tienen que decirte las personas que te acompañen en la búsqueda, pero lo más importante es que te sientas espectacular luciendo el atuendo. Sabrás que estás delante del vestido indicado cuando se dé esa química especial. ¡Sentirás un mariposeo en el estómago que te indicará cuál es!