Consejos a la hora de comprar tu vestido de novia en Internet

Viste el atuendo nupcial tal y como lo soñaste a un precio sorprendentemente bajo en una página electrónica cuya base radica al otro lado del mundo. Sigues las instrucciones para tomarte las medidas al pie de la letra. Sometes la orden. Un mes antes de la boda llega el tan esperado vestido. ¡Sorpresa! Te quedó pequeño, como si fuera para una niña de 10 años. Entras en pánico porque a cuatro semanas del gran día no tienes tu traje de novia. ¡Todo por economizarte algunos dólares!

¿Suena a una pesadilla? Pues Sandra lo vivió en carne propia. Treinta días antes de su boda tuvo que salir corriendo a una tienda especializada en novias para ver qué conseguía. La maroma le salió al triple de lo que hubiera pagado originalmente, sin contar el estrés en una etapa de los preparativos en la que se supone que todo esté listo.

(iStock)

Toda una experiencia

La selección del vestido de novia debe ser una experiencia memorable. Llegar al establecimiento, ser atendida por un consultor especializado en moda nupcial y probarte algunos vestidos hasta dar con ese que te enamore. Luego las sesiones de entalle y la selección de los complementos. Un proceso seguro, de la mano de profesionales que están para escucharte, responder tus dudas y satisfacer tus expectativas. ¡Nada sustituye el calor humano!

Puntos a considerar

Cuando estés en el proceso de escoger tu vestido de novia ten en cuenta que:

– Observar una foto en un portal de internet jamás es igual a ver el vestido en persona.

– Medírtelo es un paso que jamás debes obviar.

– En ocasiones, lo que ves en la foto no es lo mismo que recibes. Es un “facsímil razonable” que no encaja con tus deseos.

– No te deslumbres por los precios bajos. A menos dinero, la calidad de las telas y las terminaciones pueden resultar pésimas.

No dejes al azar la selección de tan importante pieza de vestir. Cuando vayas a ver vestidos:

– Sé honesta con tu presupuesto.

– Debes ser clara al comunicar tus gustos y preferencias.

– El momento del día en que te cases y el tipo de recepción, dictaminarán en gran medida el estilo del atuendo.

– La selección final debe ser una combinación de lo que siempre quisiste y lo que favorece a tu silueta.