[FOTOS] Cocina Abierta estrena menú de $20 para almuerzo

View Gallery
6 Photos
[FOTOS] Cocina Abierta estrena menú de $20 para almuerzo

Foto: Suministrada

[FOTOS] Cocina Abierta estrena menú de $20 para almuerzo

Foto: Suministrada

[FOTOS] Cocina Abierta estrena menú de $20 para almuerzo

Foto: Suministrada

[FOTOS] Cocina Abierta estrena menú de $20 para almuerzo

Foto: Suministrada

[FOTOS] Cocina Abierta estrena menú de $20 para almuerzo

Foto: Suministrada

[FOTOS] Cocina Abierta estrena menú de $20 para almuerzo

Foto: Suministrada

Continuando la tendencia de traer precios asequibles a restaurantes de alta gama, el restaurante Cocina Abierta, en Condado, acaba de lanzar un menú prix fixe de $20 que es la mejor excusa para tomar una hora de almuerzo extendida.

Disponible entre 12:00 p.m. y 4:00 p.m., esta oferta incluye sopa o ensalada como primer curso, cuatro diferentes platos principales para escoger y como postre, un helado hecho en la casa o un café. Adicionalmente, los vinos Landmark Vineyards están disponibles por copa a $5.

Lo que hace este menú especial es que cada elemento tiene esa atención al detalle y toque especial que el chef Martín Louzao le da a su menú regular de actos.

La sopa, por ejemplo, es de calabaza butternut que de por sí es dulce y eso se refuerza al ser caramelizada en el horno. Se le agrega un curri hecho fresco con especias tostadas y molidas en pequeñas cantidades para preservar sus sabores.

Igualmente, para hacer la ensalada, cortan la hoja de kale en juliana, muy finita. Para ablandar la textura, se añade manzana verde en juliana para impartirle un elemento crujiente y ácido; nueces caramelizadas que aportan una textura crocante y sabor dulce; un poco de queso parmesano, y una vinagreta de limón que une todos los elementos.

Ambas son opciones excelentes para abrir el paladar y el apetito.

El comensal tiene la opción de escoger no solamente entre tres diferentes proteínas o una opción vegana, sino entre estilos de comida internacional distintivos. En el plato de pollo frito dominan sabores de Tailandia como un alioli de curri verde hecho a base de aceite de coco, acompañado de una refrescante ensalada de lichi, pepinillos y cashews.

Por otro lado, el salmón tiene una preparación francesa, al estar relleno de duxelles. “Consiste la (receta) original  de setas, bacon ahumado, perejil y chalotas. Lo que hago aquí es que en vez de usar el bacon ahumado, ahumamos salmón, y dentro de ese relleno, reemplazamos el bacon por el salmón ahumado”, describe el chef. Se acompaña con un cremoso risotto de remolacha y queso de cabra que también tiene maíz ahumado.

Por $4 adicionales pueden optar por el short rib cocido a fuego lento en vino malbec. La carne es tan tierna que se derrite en la lengua. Sale con una humita, “una preparación que se hace de raíz de maíz fresco rayada, con albahaca, queso de cabra y pimientos. Sirve como acompañante de las costillas junto con puerros, aceitunas y piel de naranja. Ahí va a haber una combinación de la untuosidad de la carne, el dulce de la humita, el cítrico de la naranja, la nota que le da la aceituna y el puerro”, apunta Louzao.

Quienes no comen carne, pueden optar por el mignon de berenjena, un plato inspirado en sabores marroquíes. La berenjena se corta en medallones gruesos, imitando un filete mignon, y son marinados en una mezcla de agua y sal (brine) para darle más sabor. Se sirven con un aromático cuscús de azafrán, piñones, garbanzos y dátiles, y una reducción de granada.

Los cuatro platos se pueden maridar con cualquiera de las dos opciones de vinos Landmark Vineyards, chardonnay o pinot noir, que también tienen un precio especial durante las horas del prix fixe. Son vinos californianos con características atípicas, diseñados para parear con comida.

“Van a ver que el chardonnay, aunque es un clásico 100 % uva chardonnay de Sonoma, no tiene las notas de mantequilla o madera demasiado pronunciadas. Es un vino que está tan bien balanceado en cuanto a la acidez y a la fermentación maleo-láctica que complementa muy bien la comida en vez de opacarla o competir con ella”, asegura Mimi Giusti Collazo, representante de la marca, quien además recomienda que se maride con el pollo o el salmón.

Igualmente indica, que el pinot noir, en vez de hacerlo al estilo moderno que enfatiza mucho la fruta, es más parecido al estilo francés. “Va a ser un pinot noir seco, va a tener una nariz sumamente aromática de esas frutas que tanto nos encantan del varietal de pinot noir, pero también va a tener esa ‘mineralidad’ y esas notas de hierba que parean excelentemente bien con ese short rib o ese plato de berenjena”, exhorta.

Para cerrar, si no optan por el café, pueden degustar alguno de los sabores del día de helado. Louzao indica que ahora todos los restaurantes del grupo culinario Cincosentidos tienen una máquina de helados. “(En la cocina) se pusieron a jugar todos y están bien felices. Hay siempre sabores nuevos”, resalta.

La oferta ya está disponible. El menú irá variando según la temporada, cuando se cambie el menú de actos por el cual se ha dado a conocer Cocina Abierta.