Moda de las barbas y cómo cuidarlas

Aunque en años recientes se asociaba a un nicho social de características muy específicas, la barba ha regresado para ganarse el favor de hombres en todas las esferas.

“Al principio del boom del ‘Puerto Rican Hipster’, ellos eran los que llegaban para atenderse su barba. Hoy día es para todo el mundo. Al momento, el 80 por ciento de mis clientes viene también para darle mantenimiento a su barba y son personas de todas clases que ya tienen barba o que apenas se la quieren dejar crecer. Ahora la barba es más recogida, más refinada y más bajita. No es el tipo de barba bien rough, pero hay gente a la que le sigue gustando su barba bien abultada”, señala César Armando Bonnin, barbero y propietario de Hipnotik Barber Shop.

Quizás un tanto menos espesas, no resulta extraño pasar por la Milla de Oro y cruzarte con más de un ejecutivo que se ha unido a esta tendencia tan masculina y sensual. Bueno, siempre y cuando se sepa llevar.

Camisa de Otto. Lazo y chaleco, de Roma.

Y es que si al vello facial no se le confiere la atención que necesita, puede resultar hasta desagradable.

“Si la barba no se cuida, va a oler mal; igual que si te dejas de lavar el pelo. Se supone que la barba se lave con su champú cada vez que te bañas porque tu barba es un filtro para todo; el viento, el humo del cigarrillo si fumas, el sudor. Es bien importante que sea un champú diseñado específicamente para barbas porque el champú regular tiene ingredientes que podrían ser muy abrasivos para la cara. Otro punto bien importante es nunca dejarla húmeda. Siempre es bueno secarla bien con la toalla y, si es muy abundante, puedes usar el blower, peinarla y luego te aplicas un bálsamo o aceite diseñado para barbas”, explica el experto que recomienda cortar las puntas de la barba cada dos a tres meses para que conserve su forma.

Si apenas comienzas a dejar crecer tu barba, debes saber que necesitas un poco de paciencia, perseverancia y la ayuda de un profesional para mejores resultados.

“Las primeras semanas son las más duras. Este es el momento que mucha gente se quita porque no aguanta. Depende de qué tan rápido te crezca el vello, pero por lo general, lo ideal es no afeitarse nada por al menos una semana. Después se puede comenzar a marcar lo que van a ser los límites de la barba dependiendo del efecto que se quiere crear. La forma de la barba puede hacer que la cara se vea más redonda, más cuadrada y puede perfilarla también”, repasa Bonnin.

Camisa de Roma. Tirantes y sombrero, de JCPenney.

Antes de poner tu barba en las manos de un extraño, verifica si es un profesional autorizado. Pide referencias y presta atención a la calidad de servicio que ofrece.

“A nosotros en Hipnotik nos gusta ofrecerle al cliente un servicio completo, clásico, como en los años 20 cuando la barba era un símbolo de distinción. El elemento más importante de nuestros servicios, además de la técnica, es la calidad de los productos que usamos. Cuando el cliente llega se le acuesta, se evalúa y si tiene la barba larga se le baja (el espesor y largo). Después, le aplicamos un preshave que va a ablandar ese vello y una espuma de afeitar hecha por nosotros. Luego le ponemos una toalla caliente, se retira la espuma y se le vuelve a aplicar para comenzar la afeitada con navaja de una hoja. Para terminar, aplicamos un tónico y aceite para la barba”, detalla.

Camiseta y chaqueta, de Otto

Para cuidar de tu barba en casa:

* Utiliza productos diseñados para el cuidado de la barba como champú, acondicionador, bálsamo, cera y mascarilla acondicionadora.

* No te afeites muy cerca de los límites de la barba para evitar descuadrarla.

* Puedes utilizar un trimmer para bajar el volumen de tu barba, haciéndolo solo en la dirección que te indique tu barbero para evitar accidentes.

* Deja un espacio aproximado de dos dedos debajo de tu barba y afeita de ahí hacia abajo el área del cuello.

* Visita a tu barbero al menos una vez a la semana.

Fotos: Felipe Torres
Modelo: Dominik Fernandino, de Única by Desirée Lowry
Arreglo de la barba y el cabello: César Armando Bonnin, de Hipnotik Barber Shop
Stylist: Leyshla Mauro
Asistente: Marilyn Vigoreaux