Qza: su vida entre trazos

View Gallery
10 Photos
Qza: su vida entre trazos

(Foto: Isabel Sanz)

Qza: su vida entre trazos

(Foto: Isabel Sanz)

Qza: su vida entre trazos

(Foto: Isabel Sanz)

Qza: su vida entre trazos

(Foto: Isabel Sanz)

Qza: su vida entre trazos

(Foto: Isabel Sanz)

Qza: su vida entre trazos

(Foto: Isabel Sanz)

Qza: su vida entre trazos

(Foto: Isabel Sanz)

Qza: su vida entre trazos

(Foto: Isabel Sanz)

Qza: su vida entre trazos

(Foto: Isabel Sanz)

Qza: su vida entre trazos

(Foto: Isabel Sanz)

Su nombre es sinónimo de arte, y es que no podemos hablar de profesionales de la belleza destacados sin mencionar a Qza.

Su interés por el maquillaje y el cabello surge durante sus años de modelo. Desde entonces se dedicó con pasión a crecer en la profesión que le ha valido reconocimiento internacional, el respeto de toda una industria y el agradecimiento de quienes se han formado en el Qza Traning Center.

Luego de colaborar con celebridades y en infinidad de editoriales de moda y belleza, Qza decide abrirse paso a través de otra vertiente artística.

“Hace dos años estoy yendo a la Universidad (Teológica del Caribe), pero convertida al Señor menos de un año, pero siempre tuve esa creencia”, explicó la también empresaria sobre el proceso que le ha llevado a cambiar su visión ante la vida.

Con el objetivo de plasmar las múltiples facetas, Qza decidió compartir su historia a través de una serie de maniquíes cuyo propósito es representar cada una de sus etapas y crecimiento, sus experiencias como mujer, como profesional y con el amor que ha regresado con paso firme a su vida.

“Yo quiero que la gente sepa que aunque tú veas una persona así como yo con tatuajes, bien extrovertida, alegre, todos tenemos somos hijos de un mismo Dios que sana y que nos ama incondicionalmente. Quiero que esa juventud que necesita de Dios se vea identificada en mí y quiero ser un vehículo de su palabra y ministrar a quien desee buscar más de Él”, concluyó emocionada.