Rizos en tiempos “posmarianos”

Años entrevistando a expertos en la industria de la belleza a nivel local e internacional, de probar cuanto potingue maravilloso habido y por haber y nada pudo prepararme para el “efecto María”.

Y es que, amén de las filas para absolutamente todo, el calor, los mosquitos y demás vicisitudes propias del paso de dos huracanes implacables por nuestro archipiélago, la falta de electricidad por no sé ya cuántos días ha tenido como consecuencia una tremenda crisis capilar.

Para prueba, solo basta remitirnos a esos primeros días en que comenzaba a asomar algo de normalidad cuando cualquier enchufe en Plaza, en algún lobby o hasta la batería del carro era bueno para conectar el blower y ahí dar mollero, así sin ningún reparo, frente a la mirada atónita del vecino que estaba cargando su celular.

Pero, si eres de las que como a mí no se te da muy bien eso de dedicarle más de cinco minutos a tu pelo en la mañana y encima lo tienes rizo, esta es la oportunidad de hacer las paces con esa melena tropical que muchas quisieran tener y poner en práctica algunos truquitos sencillos que darán a tu cabello más definición, menos frizz y mayor duración.

Conoce tu rizo

No todos los rizos son iguales. Por ende, no todos los productos para rizos son para todas. Por ejemplo, si tu cabello es abundante pero fino, seguro un producto en crema es una buena opción. Si es un espiral bien cerradito, intenta un gel libre de alcohol.

Usa un leave-in conditioner

La función de este producto no es moldear, sino –como indica su nombre- acondicionar tu cabello y prepararlo para el estilizado. Un acondicionador regular no tiene la misma función.

Mientras más mojado mejor

No sé si te ha pasado, pero cuando me secaba el cabello con toalla y luego aplicaba el producto, los rizos no me quedaban tan definidos y en ocasiones se sentían tostados. Para evitarlo, olvídate de la toalla y opta por una camiseta de algodón que no crea fricción en la hebra. A mí me funciona aplicar mi crema de rizos –de coco, por supuesto- con el pelo empapado y luego absorber la humedad en exceso con la T-shirt. En YouTube puedes encontrar tutoriales de hair plop for curly hair.

¡No toques!

Hasta que el cabello no esté completamente seco, a menos que te encante la estática y los rizos sin definición.

A la hora de dormir

Sujeta tus rizos al tope de tu cabeza para formar una piña. De esta forma, tus rizos se maltratan menos durante la noche.

Refréscalos en la mañana

Sin luz y sin agua lavarse el cabello es una misión. En la mañana, rocía un poquito de agua a tu cabello y aplica unas gotas de tu producto favorito o –en mi caso- una gotita de aceite de coco para que tus rizos recobren la definición.

No vayas en contra de la naturaleza

Ha quedado más que comprobado que no hay nada que supere la fuerza de la Madre Naturaleza así que don’t fight it! iDisfruta, ama, cuida y presume tus rizos!