Ron Barceló trae lo mejor de su portafolio

View Gallery
5 Photos
Ron Barceló trae lo mejor de su portafolio

(Foto: Suministrada)

Ron Barceló trae lo mejor de su portafolio

(Foto: Suministrada)

Ron Barceló trae lo mejor de su portafolio

(Foto: Suministrada)

Ron Barceló trae lo mejor de su portafolio

(Foto: Suministrada)

Ron Barceló trae lo mejor de su portafolio

(Foto: Suministrada)

El ron quisqueyano, Ron Barceló, lleva ya un tiempo en Puerto Rico y en el 2017, busca destacarse en el mercado boricua gracias a su alta calidad y versatilidad. Tiene disponible una variedad extensa de estilos sofisticados que apelarán a los amantes de este destilado que buscan algo nuevo.

Sus ejemplares incluyen: el Ron Barceló Gran Platinum, un ron blanco con notas cítricas y pimienta rosada, vainilla y frutos secos, ideal para cocteles especializados; el Ron Barceló Gran Añejo, su ejemplar más versátil y excelente punto de partida para quien incursiona por primera vez en el mundo del ron añejo o que quiere probar un ron nuevo, pero no cuenta con un presupuesto de coleccionista, se puede utilizar para crear tragos o disfrutarse solo; y el Ron Barceló Imperial, su ron más emblemático, con aroma a vainilla y fruta tropical, digno de apreciarse solo o con hielo.

También se encuentra el ron más sobresaliente de la marca, del cual solamente existen 15,000 botellas en el mundo: Ron Barceló Imperial Premium Blend 30 Aniversario.

“Es un ron envejecido por 12 años, 10 años en barricas de roble blanco americano y dos en barricas de roble francés, las mismas que se utilizan para mezclar lo mejor del bourbon con lo mejor del vino francés”, afirmó Otto Flores, embajador de Ron Barceló, durante un almuerzo de maridaje en el restaurante Gallo Negro.

Gallo Negro

Para resaltar las diferencias entre los rones, se realizó recientemente un almuerzo privado donde se presentaron varios cocteles preparados con diferentes estilos de Ron Barceló maridados con platos creados por la chef María Mercedes Grubb, donde en ocasiones pudo integrar el mismo ron.

Por ejemplo, en una sopa de calabaza con un toque de curry, incorporó una crema hecha con Ron Barceló Gran Añejo para aportarle una dulzura sutil que resaltaba los sabores picantes y salados. Este plato fue pareado con un coctel estilo ponche en el que se utilizó Ron Barceló Imperial, jugo de piña, lima, granadina, licor de naranja y amargos de naranja que logró ser refrescante sin empalagar.

A la sopa le siguió la muy popular ensalada de coles de Bruselas, que es un plato fijo en el menú de Gallo Negro. Luego un risotto de gandules y coco, decorado con mousse de aguacate y coronado con un filete de pargo. El plato fuerte fue un roulade de pechuga en salsa verde italiana con hash de yuca. Estos fueron pareados con un coctel relativamente fuerte y balanceado elaborado con Ron Barceló Gran Añejo, coñac, Averna, Mabí, shrub de Mabí y lima.

Sin embargo, donde mejor se pudo apreciar la interacción del ron con el plato fue en el postre: un budín de mallorca preparado con coquito de Ron Barceló, pareado con el Ron Barceló Imperial Premium Blend. El ron le daba un toque alcohólico al budín que balanceaba el dulce y le daba tonalidades de caramelo y melaza, mientras que el Imperial Premium Blend no perdía nada de su elegancia ni sutileza al encontrarse pareado con un postre tan imponente.

Tradición de calidad

Desde su comienzo en 1930, el Ron Barceló ha tenido como su norte la calidad y esto lo ha llevado a ser la 4ta marca exportadora de ron en el mundo, con presencia en 50 países.

Es uno de solamente 10% de los rones en el mundo que utiliza jugo de caña de azúcar en vez de melaza. Luego de fermentar ese jugo, se destila en un proceso de cinco columnas y envejece de forma natural en barricas de roble.

“No utilizamos método Solera, el cual conlleva un reposo en cada barrica por un tiempo en específico. Como compartimos la misma temperatura que Puerto Rico, ese calorcito que a nosotros a veces nos pone a sudar, para el ron es estupendo. Porque lo que nos toma a nosotros envejecer en un año, en lugares de clima frío o templado les toma cuatro. Como resultado, tenemos un ron que enaltece los sentidos, con mejor aroma, mejores sabores y catalogado como uno de los mejores del mundo”, apuntó Flores.