11 errores que debes evitar al usar mascara

Para muchas de nosotras, la mascara es indispensable. Podemos salir de casa hasta sin las llaves del carro, pero raras veces dejamos esta pieza fundamental del maquillaje. Pero, seamos honestas, aplicarla no es tarea fácil. Desde la posibilidad de perder un ojo porque te enterraste el aplicador, hasta el desastre de terminar con rastros de mascara por toda la cara.

Por eso, la revista SELF consultó con la maquillista profesional Melanie Inglessis para saber qué estamos haciendo mal.

Error#1: Utilizar el aplicador horizontalmente

Mascara-1

Ya sabemos: iniciar el movimiento del aplicador en la base de tus pestañas es la técnica clásica para aplicar el rímel. Pero, además de eso, deberías colocar el aplicador verticalmente para agregar capas. “Cuando usas el aplicador verticalmente, realmente puedes alcanzar las raíces de tus pestañas”, dice Inglessis. La profesional sugiere utilizar un movimiento similar al del wiper en las raíces de las pestañas superiores. Luego, haz lo mismo en las inferiores.

Error #2: Usar una mascara en el intento de rizar, alargar y darle volumen a las pestañas

Trabajar en capas es el mejor modo de lograr el look perfecto. “No todos los rímel pueden hacerlo todo”, aclara Inglessis. “¿Cuál es tu prioridad? Compra varias mascaras que cumplan con tus necesidades”. Por ejemplo, puedes aplicar una capa de mascara para dar volumen en ambos ojos. Déjalo secar. Entonces, agrega una fórmula a prueba de agua encima.

Error #3: Solamente aplicas a la parte inferior de tus pestañas superiores

Muchas veces, cometes el error de aplicar rímel en la parte de abajo de las pestañas superiores. Utiliza el aplicador también para la parte de arriba. Y luego, pásalo nuevamente por la parte inferior. “Haz primero la parte de arriba para que no agregues peso a las pestañas”, sugiere Inglessis. De ese modo, todas tus pestañas tendrán rímel.

Error #4: Rizar las pestañas después de aplicar rímel

Mascara-6

SIEMPRE debes rizar tus pestañas antes de aplicar el producto. Si lo haces al revés, te arriesgas a perder las pestañas. “Una vez tus pestañas tienen una capa de mascara, rizarlas significa malas noticias. Puedes quebrar tus pestañas con facilidad”, indica Inglessis.

Error #5: Saltar el corrector en tus párpados

(via Tumblr)
(via Tumblr)

Una de las cosas más irritantes de la mascara: el desastre que pueden dejar en tus párpados mientras todavía no se ha secado. “Si tienes pestañas realmente largas, deja los ojos cerrados un rato tras aplicar rímel”, recomienda la experta. Cuando se te riegue (es casi inevitable), utiliza un palito de algodón con corrector para eliminar la mancha lo más rápido posible, antes de que se seque.

Aunque seas diligente cuando la apliques, puedes terminar con manchas en tus párpados a medida que avanza el día. “Si tienes párpados grasosos, es posible que la mascara se riegue”, indica Inglessis. “Utiliza un primer o corrector en el párpado, para que no se manche”.

Error #6: Bombear el aplicador en la botella para sacar hasta la última gota de rímel

Mascara-5

Este es un clásico: haces movimientos bruscos para intentar sacar hasta la última gota de mascara del pote. Sin embargo, esto puede hacer que entren bacterias o aire a la botella, lo que seca el producto. Mejor, haz un movimiento circular para sacar todo el producto del tubo. Y, si la fecha de expiración ya pasó, bótalo.

Error #7: Dejar el exceso de mascara en la punta del aplicador

IMG_3346

¿La mascara de tu aplicador siempre termina acumulándose en las esquinas de tus ojos? Es porque no limpiaste bien el exceso de producto en el aplicador. Puedes utilizar papel toalla o el borde del tubo para deshacerte del exceso. “Una mascara bien diseñada con un aplicador bien diseñado no debería permitir el exceso de producto”, afirma Inglessis.

Error #8: Intentar todos los trucos DIY que ves en Pinterest

Mascara-3

Ok, es cierto que hay muchos trucos de rímel en Internet, pero debes tener cuidado con los que intentas. Tus ojos son un área súper sensitiva y cometer un error puede ocasionarte mucho daño —especialmente si usas lentes de contacto.

Error #9: Aplicar rímel en la base de las pestañas con un aplicador muy grande

Llegar hasta la raíz de tus pestañas con un aplicador de rímel demasiado grande puede ser problemático. “No es fácil llegar a las raíces cuando aplicas la mascara tú misma”, dice Inglessis. “Utiliza una brocha plana angular para colocar el producto en las raíces”.

Error #10: Intentar llegar a las pestañas pequeñitas mientras miras hacia abajo

Seguramente, has escuchado el consejo de que debes aplicar la mascara mirando hacia abajo a un espejo o levantando la barbilla y abriendo la boca. La realidad es deberías mirar hacia todas las direcciones, para aplicar el producto de modo parejo. Inglessis sugiere mirar arriba para aplicar mascara a las pestañas de abajo, abajo para aplicarla en las de arriba y hacia los lados para llegar a las de las esquinas.

Error #11: Retocar la mascara al final del día

Mascara-4

El rímel no es como el blush o el lápiz de labio, que son fáciles de retocar al final del día. “A menos que tengas tiempo para maquillarte todo el rostro, no recomendaría retocar la mascara”, indica Inglessis. “Mejor, usa una que sea a prueba de agua y dure más tiempo”. Si realmente necesitas retocarla, elige una fórmula diferente, que tenga un aplicador más pequeño.