5 errores que debes evitar al pintarte el pelo

A veces, por prisa, por no tener dinero o por creer que pintarnos el pelo en el salón de belleza será muy costoso, preferimos lanzarnos a la aventura de cambiarnos el look en la intimidad de nuestro hogar.

ErrorTinte
(vía ShareGIF)

Si bien es cierto que con frecuencia la jugada sale bien, también lo es que los estilistas tienen historias de terror relacionadas con las veces en que todo sale al revés, sobre todo cuando se trata de cambios dramáticos.

Por esta razón, el estilista Daniel Lozada comparte cuáles son los errores más frecuentes al pintarnos el cabello y brinda consejos que podrían evitar accidentes cuya reparación será más costosa, aparte de lo maltratada que podría terminar tu melena.

1. Querer tener el cabello rubio platinado, gris o en tonos pasteles en un solo paso

“Esto es un gran error, sobre todo en los latinos, que tenemos un pigmento rojo en nuestra base natural y si el cabello ha sido previamente pintado de rojo, negro o castaño oscuro, es más difícil aun llegar a estos tonos”, advirtió. Según Lozada, remover estos tonos artificiales requiere más cuidado y debes tener en cuenta que exponer al cabello a fuertes decolorantes lo maltratará mucho, además de que es un trabajo costoso que requiere varias horas de proceso. Su recomendación si deseas este look de moda es visitar a un profesional. Te evitarás daños y terminar con algún color no deseado, afirma.

2. No darle mantenimiento después de pintarlo

Quieres tu cabello extra claro ¡perfecto! Pero, ten presente que una melena extra clara requiere mayor mantenimiento y no dárselo es otro error frecuente señalado por este artista del estilismo. En este caso, Lozada recomienda teñir el nuevo crecimiento no más tarde de tres semanas, ya que el calor corporal favorece la aclaración y que el color quede exacto. “Cuando no lo haces de esta manera, te arriesgas a tener una banda de color o un tono diferente al existente, aunque hayas utilizado el mismo tinte que la vez anterior. Mi consejo es que siempre uses productos de calidad, porque aclarar un cabello oscuro hasta llevarlo a un rubio extra claro es un proceso que afecta la integridad del cabello, el brillo y la suavidad”, explica.

3. Escoger un color muy oscuro si tienes más de 40 años

Otra equivocación destacada por el Lozada es escoger un color muy oscuro si ya pasaste de los 40 años. “Después de esta edad, la piel pierde pigmento y el contraste deja de ser sofisticado y comienza a ser rígido. Recomiendo pintar el cabello uno o dos niveles más claro que el color natural y/o añadir destellos para dar un efecto de luz que suavice el contorno”, indica.

4. Pensar que el tinte aclara tinte

Aunque no es “noticia nueva”, siempre es bueno repetir que tinte no aclara tinte. “Si tienes el pelo pintado de un color más oscuro que el deseado, debes remover ese viejo color de forma pareja para entonces depositar el nuevo tono más claro de manera exitosa”. En estos casos, Lozada sugiere hacer una prueba de mechón antes de empezar a remover el tono no deseado. “De esta manera, puedes determinar si el cabello tiene la capacidad y la resistencia necesaria para pasar por el proceso de remoción o decoloración. Además, normalmente las puntas son más porosas, lo que significa que si acostumbras a pintarte todo el pelo, cada vez será más difícil hacer una remoción de forma pareja y eso es casi imposible de saber si no se hace esta prueba”.

5. Dejarte llevar sólo por la muestra que viste al comprar el tinte

“Nunca escojas un color de tinte solo porque te gustó el color de la muestra”, advierte. Lozada explica que cada tinte tiene una numeración para un uso específico y para neutralizar tonalidades no deseadas. Un error frecuente es seleccionar un tinte rubio con base verde. Esto no puede apreciarse en la muestra o a simple vista y esa es la razón por la que el resultado es ese tono verde poco atractivo. La recomendación en este escenario es conocer qué significa cada numero o letra del tinte seleccionado. “De lo contrario, si quieres cambiar el color de tu pelo, te recomiendo que visites a un especialista para evitar contratiempos y gastos excesivos, ya que corregir un color mal aplicado es más costoso que hacer el cambio y el pelo sufre menos”, concluye.