Arquitectura, innovación y moda: Issey Miyake

View Gallery 14 Photos

Algunas leyendas nunca desvanecen. Apostando siempre por la innovación y la simpleza de los pleads, el reconocido diseñador japonés Issey Miyake falleció ayer, miércoles 9. Durante su tiempo diseñando e innovando, Miyake levantó un imperio y dejó un legado distinguido en la moda que todos conocemos y amamos.

Miyake hizo su debut en el 1970 y rápido se destacó por su diseño de plisados ​​afilados, cortes avant garde y fragancias exclusivas. Siempre optó por empujar la creatividad, y manipular las telas de maneras diferentes y cómo esta puede lucir en el cuerpo humano. Sin perder de vista sus raíces japonesas, siempre incorporaba patrones o símbolos de su cultura en sus colecciones, posicionando a Japón y sus tradiciones en el mapa de la moda.

En los años 80, Miyake creó el permanent micro-pleating, llamada Pleats Please, una manera de manipular telas que incorpora una tecnología de altas temperaturas para sellar un diseño distintivo y duradero. Esa técnica le permitía plisar la ropa ya ensamblada. La tela era doblada, planchadas y amarradas en papel y una prensa térmica, para crear piezas inolvidables.

El estilo escandalizó la industria tanto, que años después, en el 1993, Miyake lanzó una colección completa en solo esta técnica. Sus diseños eran inspirados en el movimiento del cuerpo humano y la asimetría de la ropa; es por eso que la complementación de ambas siempre es reflejada en sus colecciones.

El impacto de Miyake en la industria de la moda siempre estará presente. Como una representación de lo simple, sin embargo, innovador que puede ser la moda. En una industria con tantos trends, influencias como la de Miyake nos recuerdan que less and practical es mucho más que cualquier tendencia.