Belleza milenaria

Desde el siglo VII, las mujeres de la aristocracia china han usados rodillos de jade para mantener una piel lozana y fresca. Algunos de los beneficios del masaje con esta piedra preciosa que emite rayos infrarrojos de forma natural son:

  • Mejora la circulación de la sangre
  • Reduce la hinchazón, sobre todo en el área de los ojos
  • Promueve el drenaje linfático que elimina las toxinas del cuerpo
  • Contribuye a disminuir el aspecto de líneas finas
  • Mejora el tono de la piel
  • Ayuda a la penetración de productos del cuidado de la piel
  • Calma la piel al contacto

Con el rostro limpio, pasa el rodillo sin ejercer presión con movimientos gentiles que vayan del centro hacia afuera. Repite de tres a seis veces por semana.

No olvides el área del cuello.