Brunch con mimosas y Bloody Marys ilimitadas

View Gallery 5 Photos

La moda del brunch es inescapable. Para competir muchos restaurantes, barras y hoteles han optado por la ruta de más opciones, más elaboradas, y de dar el mayor valor posible por las famosas mimosas y tragos diurnos que diferencian a un brunch de simplemente un desayuno tardío.

El restaurante Mares en el hotel Ritz-Carlton San Juan tiene una oferta bastante única en que combina el brunch con el buffet ilimitado, que a los huéspedes de hotel les encanta, y añade además una barra de mimosas y Bloody Marys donde el comensal tiene total control.

La idea surgió del nuevo supervisor de comida y bebida del hotel, Karlos Matta, que vino con la visión de no solamente complacer al turista que se queda en el hotel, sino de brindarle una nueva opción a la clientela local que siempre está en busca de la novedad en el mundo culinario.

“Soy un apasionado de la gastronomía y con la ayuda de chef David Román nos sentamos y creamos el concepto”, apunta Matta, que anteriormente fue barmán en otro lujoso hotel de la isla.

El buffet tiene diferentes estaciones que van desde panes y repostería, quesos y cortes fríos, frutas de temporada, parfait de yogur y crema de maíz, hasta huevos, tocineta y papas de desayuno con la opción de salsa de la casa como el ketchup de chipotle. No podía faltar la estación de omelets que cuenta con la opción de huevo completo o claras, y una decena de vegetales frescos, carnes y quesos que pueden elegir para rellenarlo.

Para quienes prefieren el lado lunch del brunch también hay opciones más sustanciales como rib-eye con jalea de tocineta y cebolla en una salsa de vino tinto, filete de dorado rostizado con ratatouille de pimientos locales y arroz con tomate. Las carnes están picadas en trozos pequeños para poder disfrutar de una mayor selección y no simplemente llenarse con un pedazo grande. Hay además una estación de ensaladas, sopa, y un excelente pan foccaccia con queso y tomates que es como una pizza con una masa gruesa y liviana a la vez. Por último también ofrecen postres como trufas de chocolate y flan.

Lee también: Nueva alternativa para brunch en el restaurante Mares

Y en el centro está la estación de bebidas. A un lado de esa mesa redonda tienen la opción de Bloody Marys a gusto con jugo de tomate fresco, botellas de vodka y un mini buffet de los fixings que incluyen limón, queso azul, gurkins, sal y pimienta, tocineta, apio y una selección de piques. Al otro lado están las mimosas que incluyen jugo de china y varias botellas de vino espumoso para que uno mismo decida la proporción o si optar por la cava solita. Quienes no beben o prefieren una opción más saludable pueden ordenar de los jugos frescos o verdes del restaurante.

Además de la excelente selección de alimentos, el restaurante ofrece una vista a la emblemática piscina del Ritz-Carlton y goza de ventanas altas que dejan entrar luz natural a la vez que lucen el verdor del exterior. Los comensales también tienen la opción de sentarse en el exterior y Matta confirma que la mayoría de sus visitantes extranjeros prefieren esa opción.

El brunch como tal cuesta $40 por persona y $16 por niños, y está disponible todos los domingos de 10:30 a.m. a 2:00 p.m. El estacionamiento self-parking es gratuito.

Para reservar, puedes llamar al (787) 253-1700 o visitar la página oficial del Ritz Carlton de San Juan.