Cena lujosa navegando en la Bahía de San Juan

View Gallery 14 Photos

El Amazing Grace, un Topsail Schooner de 83 pies, llama la atención de todos los que transitan o pasean por la Bahía. Una vez entras al velero, quedas hipnotizado por su ambiente romántico y lujoso. Las sogas y los mástiles están decorados con luces colgantes de colores que crean un contraste festivo con la oscuridad de la noche, mientras varias telas blancas protegen a los comensales de cualquier llovizna y hacen la velada una muy íntima.

Más que un paseo nocturno por la Bahía de San Juan, los invitados vienen a degustar una cena de cuatro cursos preparada por el equipo del restaurante Asere, liderado por el chef Fernando Parrilla, y acompañada de cocteles confeccionados con la ginebra Plymouth elaborada por la mixóloga, Manisha López. Es una muestra de un servicio muy especial de cenas a bordo del Amazing Grace llamado, Amazing Dinners que se ofrecen para grupos pequeños, corporativos, reuniones familiares, compromisos, cenas de ensayo y bodas, y comenzando en enero 2017, se abrirá al público para reservaciones individuales una vez al mes. Los menús son diferentes en cada viaje y los chefs y mixólogos pueden ser escogidos por quienes hagan la reservación.

Una vez el velero zarpa, algunos de los comensales se mueven hacia la borda, decorada con luces de Navidad blancas, para fotografiar la vista nocturna del puerto y los edificios más altos del Viejo San Juan. El velero navega cerca de los pescadores flotando serenamente en el mar, pasa las facilidades de la Guardia Costanera y La Fortaleza, y eventualmente llega al área del Paseo de la Princesa y la puerta de San Juan.

Tiran el ancla, mientras se escuchan las olas contra la borda compitiendo con música de Navidad puertorriqueña, y los invitados vuelven a tomar asiento. Por un lado, la costa de Cataño crea un trasfondo de lucecitas lejanas mientras que al otro, se ve la ciudad amurallada, con la súperluna entre las nubes. Es el escenario perfecto para esta cena de lujo y aventura, como la describe el gerente de operaciones de Amazing Grace, Waldemar González.

El primer plato es una crema de viandas de Orocovis con chicharrón volao y picadillo de vegetales, servido con un coctel que es una variación del trago Southside, parecido a un mojito, pero con ginebra. A este le sigue un pork belly con escabeche de gandules maridado con un gin and tonic que en vez de tónica, utiliza soda de manzana y canela, creada por la mixóloga, Manisha López. El plato fuerte es un risotto de plátano con cerdo kurobuta al caldero que se desmenuza con el tenedor, acompañado del trago más refrescante de la noche llamado el Gilbertito, una mezcla de ginebra con jugo de toronja y cerveza amber ale. El plato más popular entre los presentes es el postre, un suntuoso flan de café con crema de tembleque y polvo de coco, acompañado de un trago llamado Strawberry Crush hecho con fresas frescas.

La cena es toda una experiencia y el ambiente es tan relajado y casual, que invita a la conversación y compartir entre los presentes. El recorrido entero dura unas tres horas, dejando tiempo para una cena sin prisa.

Para más información, visita la página www.eastislandpr.com y para reservaciones, llama al (787) 860-3434.