Cómo elegir el sostén adecuado

Tener una talla de busto grande no tiene por qué ser sinónimo de senos caídos. Solo basta con ver artistas de la talla de Sofia Vergara, Jessica Simpson o Melissa McCarthy, quienes exhiben sus atributos con gran orgullo, en lugar de esconderlos.

La clave está en saber elegir el brassiere adecuado, ya que de esa manera no sólo logras un seno más atractivo, sino que también lucirás más delgada.

Para ello, Nanette Rodríguez, propietaria de Blossom Boutique, asegura que lo más importante es olvidarnos de las tallas. “Las mujeres no son un tamaño; probablemente, serán diferentes tamaños dependiendo el estilo del sostén. Hay que enfocarse en el entalle, comodidad y seguridad que ofrezca la pieza y no en la talla”, afirma.

El busto debe descansar sobre la banda del sostén y no en los hombros. (Foto: iStock)
El busto debe descansar sobre la banda del sostén y no en los hombros. (Foto: iStock)

Según la experta en lencería, es imprescindible contar con la asesoría de una experta en el tema, quien medirá tu busto y te ofrecerá las alternativas que se ajusten a tus necesidades.  “Es importante que se sepa que el peso de tu busto debe descansar en la banda y no sobre los hombros. Por eso, vemos muchas mujeres con dolores de espalda, en el cuello, con las zanjas en los hombros y hasta incomodidad en la rodilla y sistema digestivo”, sostiene Rodríguez, quien vende lencería hasta tallas 52 N.

Afirma que las mujeres de busto pronunciado requieren de un sostén con bandas anchas tanto en los hombros, como en la espalda.

Tienes derecho al “strap-less”

De otra parte, afirma que si tus senos son grandes no tienes por qué descartar los vestidos strap-less, ya que con un sujetador adecuado, pueden lograr unos senos firmes. “Lo que sucede es que las mujeres suelen comprar el sostén strap-less la misma talla que el sostén con manguillos y, generalmente, debe ser más pequeño. Lógicamente, si el brassiere te queda grande, el seno no lucirá bonito”.

Errores más comunes

Existen varios errores que cometen las mujeres con la idea de minimizar el tamaño de sus senos.

“Muchas féminas lo que hacen es aumentar el tamaño de la talla de la espalda con la idea de cubrir el tejido mamario, pero ahí no sostienes nada —que es la función principal del sostén—. No se trata de cubrir el pezón; es sostener, levantar y encapsular. Ttodo el tejido mamario va dentro de la copa, incluyendo debajo de la axila”, explica la experta.

Rodríguez tampoco recomienda el uso del brassiere  minimizer, ya que, a su juicio, puedes lucir con mayor volumen en el área de la espalda. “El propósito de ese sostén es disminuir perfil del seno, comprimirlo hacia la caja torácica y lo que causas es una celulitis al seno, igual que esa celulitis que tanto odiamos en los muslos”, indica. Añade que comprar el sostén una talla más pequeña también es un grave error.