Cómo usar los productos para el cabello

Tienes el gabinete del baño repleto de productos para el cabello que has descartado porque no te funcionan… Pero, ¿leíste las indicaciones?

Uno de los errores más frecuentes es pensar que más producto es mejor, algo que no es necesariamente cierto. ¿No has notado que a veces, después de aplicarte tal o cual producto sientes el cabello pesado, como pegajoso? Eso puede pasarte porque usaste más cantidad de la recomendada para un producto o porque utilizaste dos productos de diferentes marcas para lo mismo (¡y también usaste de más!). Los productos de cuidado y peinado raramente funcionan mejor si los usas en exceso. Al contrario, la cantidad adecuada y más eficaz es a menudo más pequeña de lo que imaginas.  

Para aclarar esta y otras dudas acerca de los productos para el cuidado del cabello, Schwarzkopf enumeró los usos frecuentes de cada uno.

Usos

  • El tratamiento para puntas es tu herramienta contra las puntas abiertas. Estos líquidos se extienden por las puntas en gotitas. Los ingredientes recubren el pelo encrespado con una película ultra-fina. Como resultado, el cabello parece más cuidado.
  • El aceite capilar se debe usar en pequeñas gotitas. Distribuye una o dos en las palmas de tus manos y luego pásalas por las puntas de tu pelo. Si lo usas así antes del champú, protegerá las puntas del efecto del secador. Los aceites capilares también forman parte de los ingredientes de los tratamientos sin aclarado. El cabello rizado puede necesitar un poco más de una o dos gotas de aceite.
  • Cera capilar (wax): ¡Úsala con precaución! Empieza con cantidades minúsculas para evitar que se disuelva en tu pelo, agarrándose a tu cuero cabelludo y haciendo que parezca graso. Si te ha quedado el pelo muy pegostoso, el único remedio efectivo es un lavado a conciencia.
  • Los geles fijadores varían su poder de fijación de suave a extra-fuerte. Usando una gran cantidad de nivel suave no darás un poder de fijación extra-fuerte. El poder de fijación, y no la cantidad, determina cómo de suave quedará el pelo después de la aplicación. Empieza con una pizca del tamaño de un guisante y aumenta la cantidad según necesites.
  • Acondicionador: Según los expertos de Schwarzkopf, una cantidad del tamaño de una avellana será suficiente. Para activar sus beneficios, déjalo que actúe brevemente antes de retirarlo.
  • Champú: Dependiendo del largo y grosor del pelo, el sitio web recomienda usar la cantidad equivalente al tamaño de una avellana o una nuez. Es mejor aplicarlo en pequeñas porciones de pelo. Enjuágalo muy bien, hasta eliminar los últimos residuos.
  • Los serum anti-encrespamiento protegen el cabello del secador y lo dejan más suave. Están disponibles en forma de champús o de acondicionadores. Úsalos según las indicaciones o aplica el tamaño de una avellana.
  • Leave in: La recomendación de los profesionales del sitio web es aplicar una cantidad del tamaño de una nuez sobre el pelo previamente secado con toalla. Después deja que los ingredientes actúen.
  • La espuma para el pelo se aplica en el cabello seco hasta que lo notas ligeramente húmedo. El cabello largo requiere la cantidad del tamaño de una pelota de tenis. Para el corto, será suficiente con menos cantidad. Empieza con una gota como una avellana y añade más si tu pelo lo necesita.

En fin, antes de comprar otro, lee las instrucciones de esos que ya tienes a ver si así te funcionan. Y cuando estés en la tienda, ¡no pagues nada!, hasta haber leído la etiqueta.