¿Cuánto sabes de etiqueta en la mesa?

“No pongas los codos en la mesa”, “no mojes el pan en la sopa”, “coloca la servilleta sobre tu falda”, fueron algunos de los regaños que recibimos por parte de  nuestros padres mientras crecíamos, con el propósito de que observáramos una buena conducta en la mesa.

Muchos de esos conceptos fueron tan bien aprendidos que los hacemos inconscientemente sin que nos cueste trabajo. Sin embargo, algunas reglas de etiqueta como el orden en que se utilizan los cubiertos, dónde colocar el pan, entre otros, a menudo pueden ser olvidados.

(Infográfica: iStock)
(Ilustración: iStock)

Según el asesor de de estilo moda y etiqueta, Robert Colberg, el buen comportamiento en la mesa no tiene nada que ver con la posición social. “Saber manejar los cubiertos y conocer de buenas maneras en la mesa es algo que no tiene reñirse a la clase social; son nociones básicas al alcance de todos”, explica.

Con el propósito de repasar lo aprendido, Colberg nos orienta sobre los sí y los no en la mesa.

  • La servilleta siempre debe ir en la falda y es lo primero que debes hacer tan pronto te sientas a la mesa. Si vas a levantarte, la colocas sobre la mesa.
  • La cartera va sobre la falda de la dama y cubierta con la servilleta.  
  • El caballero siempre ofrece la silla a la dama y luego de ella acomodarse, él se ubica en su silla.
  • Si vas a poner la mesa en tu hogar, a mano derecha de afuera hacia adentro debe estar la cuchara de sopa (en caso de que se vaya a servir) y el cuchillo. A la izquierda de afuera hacia adentro, el tenedor de ensalada y del plato principal.
  • Las copas o vasos van a mano derecha sobre la cuchara y cuchillo.
  • El plato de pan va a la izquierda sobre los tenedores. El pan se desmiga en el plato del pan, no se saca y se lleva al plato principal, ni lo sumerges en la sopa; eso lo hacemos en la casa.
  • En la parte superior del servicio va la cuchara del café y el tenedor o la cuchara del postre. Si hay dos cucharas es porque el postre que se ofrecerá tiene caldo o crema. Si se trata de un postre seco, se come con tenedor. Para diferenciar ambas cucharas, el cubierto de postre señala las copas y el del café señala el plato del pan.

 

  • Es bien importante desear el buen provecho a tus compañeros de mesa.

 

  • Por lo regular, los alimentos que se degustan con las manos son aquellos que se sirven individuales, tipo tapas.
  • Cuando termines la cena, coloca los cubiertos como si marcaran las seis. Si aún no has terminado, colócalos a la izquierda o a la derecha dependiendo si eres derecho o zurdo, recostados boca abajo.

No

  • En la mesa no hay espacio para el celular. Si estás esperando una llamada muy importante, debes ponerlo en modo de vibración y en cuanto recibas la llamada, levantarte de la mesa y contestar fuera del lugar donde estás comiendo. En cuanto finalices la llamada, regresas a la mesa.
  • La cartera no va sobre la mesa, ni colgando del respaldo de la silla; mucho menos en el piso. Si es un almuerzo casual y hay una silla disponible, puedes colocarla allí o si no, los restaurantes tienen áreas destinadas para guardar las pertenencias de sus clientes.
  • Mientras estás cenando, no coloques los codos sobre la mesa. Una vez se acaba la cena y estás en la tertulia, se puede ser más flexible.
  • Los cubiertos sucios nunca tocan el mantel; una vez los usas se mantienen en el plato.
  • Evita hablar temas controversiales: política, religión y sexo.
  • Evita los mensajes de textos, tomar fotografías…
  • Una vez el aperitivo se lleva a la boca no debe regresar a la salsa, a menos que el servicio sea individual. Puedes poner un poco de salsa en tu plato, o pedirle al mozo que te traiga la salsa aparte.