Cuidado con los tratamientos anti-acné hechos en casa

Es muy importante el cuidado del rostro, pero más importante es conocer los ingredientes que usamos para crear tratamientos hechos por nosotras. La página web de Allure compartió estos 7 consejos que debemos tener en cuenta, para que continúes con tu creatividad, pero con mayor conocimiento.

  1. El limón es un ingrediente que se encuentra en la mayoría de los tratamientos contra el acné hechos en casa. Contiene ácido cítrico, que ayuda a eliminar las bacterias. Pero, no es tan bueno como parece. Según profesionales consultados por Allure, también es un ingrediente que suele provocar irritación en la piel y convertirla en una piel fotosensitiva (sensible a la luz).
  2. ¡Agrégale miel! Especialmente, puedes usar Manuka Honey, una miel con una concentración muy alta de anti-inflamatorio y que es antibacterial. Es recomendada por profesionales para combatir el acné, ya sea usándola sola o junto a otros ingedientes anti bacteriales, como el aceite esencial conocido como Aceite de Melaleuca.
  3. No creas todo lo que lees: “He tenido pacientes que han utilizado pasta de dientes, baking soda y hasta acetona para secar el acné y todos terminaron con irritación”, relata la dermatóloga Jeannette Graf a Allure. Es muy fácil caer en la trampa, pero es recomendable buscar información en fuentes confiables.
  4. Úntate algo para aliviar la irritación: Ten preparado un frasco con unguento antibiótico para cuando sientas la piel irritada. Si comienzas a tocar el acné o rascarte, se recomienda colocar una curita en el área para prevenir infecciones secundarias.
  5. Los aceites esenciales son tus nuevos mejores amigos. La dermatóloga comenta que unas cuantas gotas de aceite de rosa, aceite jojoba o aceite de caléndula dentro de tu limpiador aumentará los beneficios anti-inflamatorios.
  6. Según le comentó a Allure, la dermatóloga recomienda que un tratamiento “DIY” también debe incluir una dieta. Esta puede incluir agua con limón, que ayuda a eliminar la gran cantidad de ácido que producen varios alimentos con azúcar.
  7. Si te sientes todavía más creativa, Allure nos da su mejor recomendación para una mascarilla natural. Sólo necesitas papaya, limón y miel. El ácido de la papaya ayuda a mantener los poros vacíos, una pequeña cantidad de limón reduce el aceite y la miel es antibacterial. Debes poner estos ingredientes en una licuadora por unos minutos hasta tener una sustancia pastosa y untar directamente en la cara. Se recomienda hacer este proceso en la noche para evitar el riesgo de crear una reacción negativa por el limón y la luz solar.