El rey de España se siente como en casa en Puerto Rico

Desde temprano en la mañana, en las inmediaciones del Centro de Convenciones de Puerto Rico no se hablaba de otra cosa que de la visita de los reyes de España para la inauguración del Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE).

En un recinto atestado de estudiantes, académicos, escritores y periodistas de todo el mundo, dieron las 10:15 a.m. y el ambiente se volvió solemne ante la inminente llegada de los monarcas.

Felipe VI desfiló por el pasillo central del Gran Salón ante la expectativa del público que lo recibió con aplausos, claro está, excepto quienes alzaban sus teléfonos para lograr capturar una imagen de la pareja real.

Junto a su esposa, doña Letizia, el rey se ubicó en primera fila, acompañado del gobernador Alejandro García Padilla y su esposa, Wilma Pastrana.

Luego de las intervenciones del director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha; del escritor chileno, Jorge Edwards, y del presidente de la Real Academia Española (RAE), Darío Villanueva; el monarca se dirigió a los presentes.

“En esta ciudad, todo hace que un hispano se sienta en su propia casa”. Con esas palabras, el rey Felipe VI de España inició su discurso durante la inauguración de CILE, que se celebra desde hoy en San Juan.

Durante su mensaje, reconoció la aportación de Puerto Rico “a la conformación de nuestra cultura hispanohablante, y su influencia decisiva en tantos creadores de nuestro idioma”.

La elegancia de doña Letizia

Mientras, la reina Letizia escuchó atenta desde primera fila, ataviada con un elegante diseño color rosa en lana, que consistió de una chaqueta sobre un top de encaje blanco y una falda lápiz, del diseñador Felipe Varela y un moño sencillo. Además, según reportó el sitio web Vanitatis, la esposa de Felipe VI lució un par de pantallas que le regalaron sus suegros con motivo de su compromiso con el entonces Príncipe de Asturias en 2003.

“Llegamos a Puerto Rico, la ‘isla de la simpatía’, como la llamó Juan Ramón Jiménez”.
—Felipe VI, rey de España

El monarca destacó el hecho de que el evento internacional se celebre por primera vez “en un país tan íntimamente ligado al conjunto de los Estados Unidos”.

“Los puertorriqueños han sabido, como pocos, vivir y sobrevivir en la frontera de las sociedades, las culturas y las lenguas”, continuó el rey.

Antes de iniciar su mensaje, el productor puertorriqueño Pedro Muñiz se subió a una plataforma en el salón, desde donde exigió justicia para Oscar López Rivera. “¡Prensa del mundo! ¡Reyes de España! Oscar López Rivera, 34 años preso sin siquiera un juicio. ¡Justicia para Oscar López Rivera!”, exclamó a voz en cuello, en referencia al puertorriqueño, encarcelado desde 1981 en Estados Unidos.

Tras su participación en la apertura del congreso, la pareja real participaría de un almuerzo privado en el Sheraton Convention Center en Miramar, para luego trasladarse junto con el gobernador y su esposa al Museo de Arte de San Juan y, más tarde, visitar El Morro, por petición del rey Felipe VI.

Es la primera vez que los reyes de España visitan la Isla, desde que asumieran el trono en el 2014, tras la abdicación del rey Juan Carlos.

(Foto: Alberto Bartolomei / cortesía de la FNPI)