En boga la tendencia de la coctelería tiki

View Gallery 5 Photos

Puerto Rico es tierra fértil para el desarrollo de la coctelería tiki. Aquí se producen excelentes rones, crecen frutas tropicales y flores decorativas, y tenemos acceso a una amplia gama de especias. En otras palabras, tenemos a nuestra disposición todos los elementos que distinguen a estos cocteles servidos dentro de los llamativos vasos en forma de dioses polinesios.

Aunque durante décadas esta isla ha sido dominio casi exclusivo de la coctelería tropical, hay bármanes y barras como Junglebird, en La Placita de Santurce, que están desarrollando su propia versión boricua de la tendencia tiki. Al igual que el boom de la coctelería clásica hace unos años, el estilo tiki está poco a poco cogiendo auge alrededor del mundo y finalmente ha llegado a Puerto Rico.

TIKICOCKTAILS__5
(Foto: Felipe Torres)

“La coctelería tiki fue una de las tendencias que más estuvo de moda a nivel mundial, duró 50 años desde los años 30 hasta los 80, netamente en los Estados Unidos. Se fue perdiendo poco a poco hasta que hace unos cuatro años empezó el interés de los bármanes de Latinoamérica y el resto del mundo de rescatar esta coctelería”, explicó el barman y conferencista peruano Carlos Riveros, apodado “The Tiki Man”.

Riveros se encuentra en Puerto Rico liderando talleres para bármanes locales sobre la coctelería tropical-tiki que incluyen la historia y desarrollo de la coctelería tiki, degustación de jarabes y cómo elaborar tu propia cristalería tiki, incorporando elementos taínos. Estos se dieron durante dos días en La Casita de Rones, en el Viejo San Juan, que también servirá como el escenario para el primer Real Tiki Challenge, una competencia que premiará el mejor vaso, mejor cóctel tiki y mejor presentación con premios en metálico y la oportunidad de visitar la planta de American Beverage Marketers, en New Albany, Indiana, y destilerías de burbon, en Kentucky. Ya están escogidos los seis bármanes que competirán hoy a partir de las 8:00 pm.

Al igual que los Old Fashioned, Manhattans y martinis, los cócteles clásicos tiki sirven como base para creaciones originales con toques modernos y locales, como por ejemplo, el utilizar diferentes destilados como ginebra o tequila en vez de ron o agregar elementos amargos.

“Hoy en día ya no hay límites para la coctelería tiki, pero no se debe perder la esencia. Un cóctel tiki nace en los años 30 (en el restaurante Don The Beachcomber, en California) para dar una experiencia nueva al consumidor, que cuando uno lo toma de alguna manera, sienta que está en el Caribe y que con los sabores sienta que está en la playa”, apuntó Riveros.

TIKICOCKTAILS__7-2
(Foto: Felipe Torres)

“La coctelería tiki está vinculada con los cócteles fancy y los tropicales. Se usan igual, el mismo concepto de jugo, frutas y rones, solo que en la coctelería tiki, la esencia es primero, servirlos en este tipo de vasos alusivos a los dioses de la antigua Polinesia (Hawái, Samoa, las Islas Marquesas). Se distingue por este tipo de cristalería. Segundo, por el abundante hielo que se usa, mucho hielo granizado. Tercero, por la decoración tan llamativa; mucha fruta, hierbabuena y flores. De ahí vamos construyendo el cóctel tiki y nos diferenciamos del tropical”, añadió.

En su gira de The Tiki Man, Riveros ha recorrido siete países latinoamericanos adiestrando a los mixólogos de diferentes regiones sobre la tendencia tiki y es la primera vez que se encuentra en Puerto Rico. Su presencia y la competencia Real Tiki Challege vienen gracias a la compañía de mezclas y jarabes para coctelería, American Beverage Marketers.