Entre sábanas rojas

El rojo simboliza el amor en el sentido más erótico. De ahí que se regalen rosas rojas, o que los corazones se pinten de ese tono. Tradicionalmente, también ha sido relacionado con el poder, quizás por eso las alfombras por las que desfilan los artistas suelen ser rojas. Pero de igual forma, también es utilizado cuando quieren advertirnos sobre un inminente peligro, como el caso de los semáforos, alertas de fuego o las sirenas.

Aunque suele relacionarse con el estilo marroquí, puede usarse con cualquier ambientación. (Foto: Claro Lencería del Hogar)
Aunque suele relacionarse con el estilo marroquí, puede usarse con cualquier ambientación. (Foto: Claro Lencería del Hogar)

Según el  milenario arte del feng shui (antiguo sistema filosófico chino de origen taoísta basado en la ocupación consciente y armónica del espacio, con el fin de lograr de este una influencia positiva sobre las personas que lo ocupan), el color rojo en la decoración atrae la buena suerte. “En el feng shui el color está dentro de la gama del fuego, es decir, es pasional, enérgico e invita al dinamismo, pero no es bueno en ambientes laborales”, destaca  la diseñadora de interiores Elizabeth Andújar, (CODDI).

Sin embargo, al ser un color tan fuerte es aconsejable usarlo en pequeños detalles sin sobrecargar las áreas, ya que en exceso puede causar irritabilidad, aumentar la presión arterial y frecuencia respiratoria y no es recomendable para personas que sufren de insomnio.

No se trata de que descartes toda tu ambientación y corras a cambiar la ropa de cama y pintar paredes de rojo, sino que con pequeños acentos con el mencionado color en tu alcoba, puedes crear el ambiente propicio para el amor. Pequeñas dosis de este color en la habitación serán suficientes para aportar la vida y el brillo necesarios. La diseñadora recomienda integrarlo en detalles como por ejemplo, cojines, alfombras, un wallpaper, velas, una butaca, flores… “Personalmente, no recomiendo pintar las paredes ni utilizar toda la ropa de cama en el mencionado color, ya que podría resultar agobiante”.  

Andújar afirma que para lograr ese ambiente romántico que invite a la pasión, la iluminación juega un papel fundamental. “La idea es crear un juego de luces y sombras en la habitación. Nunca debemos usar un solo tipo de iluminación, siempre deben ser dos o tres. Por ejemplo la luz general, la indirecta que puede ser a través de las fascias, y las luces de acento que van directamente a enfocar obras de arte o algo que quieras resaltar en el espacio. Recomiendo tener un dimmer (regulador de intensidad) para esas fechas y que se utilicen luces amarillas en lugar de blancas ya que son más cálidas”.   

Aunque se trata de un color que generalmente relacionamos con ambientaciones de estilo marroquí, la experta asegura que puede ser utilizado en cualquier tipo de ambientación. “Se asocia con el estilo marroquí al igual que todos los tonos cálidos como los anaranjados y violetas, pero puede ser usado en decoraciones completamente neutrales o minimalistas. Por ejemplo, con el nuevo neutral, o sea el gris, el rojo va perfecto”.

Consejos de la experta

Si deseas avivar la llama del amor en el mes de febrero, Andújar recomienda lo siguiente:

  1. “Selecciona cojines, throws, velas y flores de color rojo ya que es un cambio fácil y económico”.
  2. “Pinta las paredes de un color neutral. El gris claro, por ejemplo, está muy de moda”.
  3. “Cambia los accesorios sobre las mesas de noche por algunos que integren el color”.
Según el milenario arte del feng shui, el color rojo en la decoración, atrae la buena suerte. (Foto: Claro Lencería del Hogar)
Según el milenario arte del feng shui, el color rojo en la decoración, atrae la buena suerte. (Foto: Claro Lencería del Hogar)