Estrena erótica coproducción filmada en Puerto Rico

Rodrigo Borrero ha perdido su musa como compositor y el amor de Susana Mejía logra devolverle esa inspiración y ganas de vivir. Sin embargo, sus medios para lograrlo podrían ser cuestionables para muchos.

Esta es la premisa de Fragmentos de Amor, filme en que el actor mexicano José Ángel Bichir (Rodrigo) se enamora perdidamente de la actriz colombiana Angélica Blandón (Susana), un amor que termina por llevarlo al borde de la paranoia.

 

La trama es una adaptación de la novela erótica Fragmentos de Amor Furtivo, del escritor colombiano Héctor Abad Faciolince. Susana, una sensual profesora de natación y escultora, sin temor a expresar sus deseos y fantasías sexuales, logra embrujar a Rodrigo con sus historias de amantes pasados. Aunque en un principio, dichos relatos enamoran al afinador de pianos y compositor, poco a poco van aflorando todas sus inseguridades y, por supuesto, celos. “Mi personaje invita a hacernos una pregunta, ¿cuánto quieres saber por amor?”, señala Blandón.

Por su parte, Bichir, asegura que aunque Rodrigo prácticamente le debe el resurgir de su carrera a Susana, pero el costo posiblemente fue muy alto. “Ella le regresa esa magia, esas ganas de vivir y componer, pero al  mismo tiempo él la odia, porque cualquier hombre se vuelve loco cuando conoce todos esos detalles”.  

El actor afirma tener mucho en común con su caracterización. “Creo que en lo atormentado quizás, lo intenso, hay mucho de mi vida, que a veces disfruto de pasarlo medio mal. Hay una profundidad, melancolía… Yo me tenía que separar de Rodrigo, porque es un personaje muy denso”.

Cómo llevar la sensualidad

(Foto: Suministrada)
(Foto: Suministrada)

Conscientes de que Susana es una mujer muy sensual, preguntamos a la actriz cuán cómoda se siente con este tipo de papeles. “Mi cuerpo para mí es mi instrumento de trabajo; lo cuido y lo protejo. Las historias de amor no se pueden contar si no hay intimidad. No hay que temerle al cuerpo. El verdadero erotismo radica en la palabra, que juntas generan sensaciones y te transportan a lugares. Para mí, una de las escenas más eróticas es un close up de ella hablándole al odio a Rodrigo y ahí no se ve nada de piel”.

Coproducción entre Puerto Rico y Colombia

El filme, que estrena este jueves 1 de septiembre de 2016 en Fine Arts, es una coproducción entre Colombia y Puerto Rico, dirigido por el uruguayo D Fernando Vallejo. Aunque la historia se desarrolla en Bogotá, se filmó en ambos países y también cuenta con la participación de Angélica Aragón (México) y los  puertorriqueños Luis Gonzaga, Laura Alemán y Alfredo de Quesada.

La película fue realizada a un costo de $1.8 millones, gracias al financiamiento de la Corporación de Cine de Puerto Rico, se presentó en el Marché du Film en el Festival de Cannes y próximamente en  Japón, Nueva Zelanda, Corea del Sur y Australia.