[FOTOS] La moda arropa a Milán

View Gallery 6 Photos

MILÁN — El primer ministro italiano Matteo Renzi dio luz verde al inicio de la Semana de la Moda en Milán, dejando atrás el bullicio mediático para concentrarse en una industria que suele establecer tendencias no sólo en esa nación, sino en el mundo.

Mientras las proyecciones de crecimiento económico italianas no son para nada esperanzadoras, se prevé que la industria de la moda crezca un 1.4 por ciento para alcanzar un calor de 83.6 miles de millones de euros.

Es la segunda vez que Renzi asiste a la apertura de la Semana de la Moda —una muestra de su interés en fomentar la industria y la posición del país a nivel global.

Las presentaciones de colecciones para primavera-verano de las grandes marcas italianas son parte del motor que se espera ayude a impulsar la economía italiana. Igual crédito merece la cadena de suplidores que sirve de inspiración a los diseñadores alrededor del mundo.

Gucci, Fausto Puglisi, Roberto Cavalli y Philipp Plein estuvieron entre las marcas que mostraron sus propuestas durante la primera jornada de Milan Fashion Week.

El pánico sensual de Gucci

Alessandro Michele parece haber hechizado a Gucci con un conjuro parecido a un sueño.

La colección femenina para la temporada primavera-verano se presentó bajo una luz rojiza y sombría. El ambiente era ideal para mostrar una colección repleta de fantasía.

La chica Gucci para la próxima temporada —los looks requieren al menos un aire juvenil— sugieren muñecas antiguas a la espera de ser vestidas. Pueden tener un estilo de dama victoriana, princesas preciosas, boxeadoras atléticas o hasta chicas disco en mahones.

El mood transitó diversas épocas, pero en general fue bastante hermoso, con la proliferación de volantes. Los accesorios para el cabello tuvieron un rol protagónico, e incluyeron sombreros con vuelo, bandanas y sombreros de aviador.

Según el diseñador, todas las piezas de la colección “narran una historia basada en la fantasía, lo fantasmagórico y la heterodoxia”. Agregó que la experiencia debe provocar un “pánico sensual”, citando al intelectual francés Roger Callois.

Aunque la luz de la presentación cambiaba la percepción, se pudo notar que predominaron los colores amarillo brillante, verde, naranja y rosado algodón de feria.

Esta vez, Michele se alejó de lo andrógino, para darle paso a vestidos de tafeta con cortes asimétricos y cortes con los hombros sueltos.

Roberto Cavalli y el espíritu americano

El diseñador noruego Peter Dundas exploró sus raíces americanas y noruegas en la nueva colección para Roberto Cavalli, que se inspiró en el espíritu nómada.

 

El dream-catcher de la cultura nativa americana fue un elemento que se repitió a lo largo de toda la colección. Aparece como decoración en chales, estampados, aretes e incluso en ponchos.

 

“Comenzó con querer explorar un poco más mi lado americano. Mi madre era americana”, explicó el diseñador tras bastidores. “Descubrí el trabajo artesanal de los Navajo, que me recordó mucho los copos de nieve noruegos”.

El período de descubrimiento no quedó ahí. También se inspiró en los kimonos japoneses y las frazadas francesas, todo mezclado. “También fue un ejercicio mental”, dijo.

Para el diseñador, fue un proceso divertido. “Mezclar cosas, encontrar cosas que me sorprendieran y mezclar los elementos”, detalló Dundas. “Es una colección de verano. Debe significar libertad”.