We talked a lot on the field about adjustments about splits, about formations, said. My Mum was a wonderfully kind and generous person who was a great mother to her five children. Gasol followed 2008, when he signed after the Grizzlies acquired his much-overlooked rights earlier trade of Jason Taylor Jersey Joe Berger Womens Jersey Pau Gasol. Nylander hasn't taken a shootout attempt this , although he was 0 at the end of last . Louis Blues, Tarasenko has the Larry Csonka Youth Jersey of quick, accurate hands that create offense Zaza Pachulia Jersey the most Authentic Brett Kern Jersey of situations and shoot pucks into the smallest openings. And I promise that we make both groups consistent again this year, he said. It doesn't feel that long ago that Collison was one of the Oklahoma City Thunder 's most valuable players.

He Morgan Moses Jersey the much, and that's why he's good at what he does.

Glamping, una nueva experiencia – IMAGEN

Glamping, una nueva experiencia

 

Confieso que nunca he sido una persona fanática de estar al aire libre. No acostumbro a conectar muy a menudo con la naturaleza y prefiero dormir en un lugar lujoso que tenga una cama cómoda y un acondicionador de aire. Por eso, acampar nunca me había llamado la atención, y mejor optaba por quedarme en hoteles o villas.  Pero, ¿qué tal una experiencia que ofrezca lo mejor de ambos mundos? Así sí me lanzaría a la aventura.

Glamping, nombre que proviene de las palabras glamourcamping. Este nuevo concepto que mezcla las comodidades de un hotel y las mejores cualidades de ir a acampar.  Las personas que acostumbran a hospedarse en hoteles ahora pueden conectar con la naturaleza sin tener que sacrificar comodidades y los fanáticos de acampar pueden empacar bultos más livianos y disfrutar de instalaciones básicas. En los últimos años, se ha vuelto una tendencia en estadías de vacaciones y turismo. Incluso, se ha convertido en uno de los mejores métodos de ecoturismo, que consiste en la visita y experiencia a atractivos naturales y culturales, donde se asegura la protección de los recursos, alrededor del mundo.

La experiencia del glamping llegó a Puerto Rico en junio de 2018 cuando Pitahaya Glamping Eco-Retreat, localizado en el sector Pitahaya, de Cabo Rojo, abrió sus puertas. Este espacio, para todo tipo de persona, está “dedicado a la conexión con la naturaleza de una manera relajante y tranquila”, explica su propietario, Manolo Ramos. Es el primer proyecto bajo la categoría de hospedería alternativa en la modalidad de glamping, endosado por la Compañía de Turismo de Puerto Rico.

Para descubrir exactamente qué es el glamping, empaqué un bolso y me di a la tarea de pernoctar una noche en Pitahaya. El espacio consta de una piscina, una fogata, decenas de árboles, un cielo azul lleno de nubes y cinco casetas esparcidas por la localidad. Al final del camino, a la derecha, entre dos grandes árboles de guayacán y encima de una plataforma de madera, está mi caseta; la número 3. Está decorada con luces confeccionadas de botellas de Gatorade pintadas de rojo y tiene una nevera, fregadero, vajilla, utensilios de cocina, una barbacoa y una mesa con cuatro sillas.

La caseta, de 16 pies de diámetro, es de color crema al estilo bell tent y tiene una alfombra en la entrada. Al abrir el zíper y entrar a mi caseta, me percaté que es más espaciosa de lo que pensaba, nada de estar agachada o incómoda para moverme. Al contrario, cuenta con un techo alto, dos abanicos y una cama queen con un juego de sábanas y almohadas, entre dos mesitas de noche con lámparas. Detrás de mi caseta, como el resto de las unidades en Pitahaya, hay un baño privado hecho de madera, con inodoro, lavamanos y una ducha con agua bien caliente. Sin wifi, me veo obligada a vivir el momento y conectar no solo con la naturaleza que me rodea, sino también conmigo misma. En este espacio no existe el ruido ni la prisa ni las miles de distracciones que me bombardean a diario. Aquí puedo caminar por los senderos de la propiedad, escuchar el cantar de aves endémicas y ver el sol ponerse entre la Sierra Bermeja. La zona no tiene contaminación lumínica, lo que me permite apreciar más estrellas de las que puedo contar e incluso ver la Vía Láctea, algo que nunca había podido hacer viviendo en el área metro. Bajo esta cobija de cuerpos celestes, prendemos una fogata y nos sentamos alrededor de ella a hablar y compartir historias. Pero, mejor aún, pude cumplir con uno de mis grandes deseos de cuando era pequeña, algo que una novata de acampar como yo solo veía en películas, asar malvaviscos sobre las llamas. Usualmente, el ajoro de mis días me mantiene despierta por horas, pero la brisa fresca, el vaivén de los árboles cercanos y el canto tenue del coquí, me ayudaron a quedarme dormida en la noche y logré el mejor sueño que he tenido en meses.

En la mañana, no tengo la necesidad de una alarma, la salida del sol me levanta suavemente iluminando la caseta, dándole un tono dorado al interior. Fuera de mi caseta no hay carros ni ruido, el espacio parece estar decorado con mariposas que revolotean alrededor de la caseta y los árboles. Me dejo envolver en la sensación de plena relajación y comodidad que solo el glamping ofrece. Y puedo decir que, luego de una noche probando esta nueva experiencia, mi percepción de lo que una estadía debería ser ha cambiado por completo. Así que, si buscas hacer turismo interno o probar una actividad nueva estas navidades, ya sea sola o acompañada, atrévete a intentar el glamping.

 

Fotos: Juan Jóse Rodríguez

Hutchison was ranked by Baseball as the Blue Jays' ninth-best prospect 2012. He sat on the couch and watched a lot of basketball over the Nick Folk Jersey couple months as his groin healed. You just try to throw it on net. You'll have to listen Anthony Brown Youth Jersey his thoughts on , Authentic Dez Bryant Jersey idea for an all-Vikings remake of Jones Authentic Braden Holtby Jersey his thoughts Shaquill Griffin Jersey Old Bay seasoning. Signed, A Bills fan ---- Sure but let's ask the Authentic Michael Frolik Jersey question here……why would any player want to play for and the Bills? They're all connected. The 27-year-old had been working out on his own with the intentions of playing football again, a source said. Marin's only weakness is on kickoffs.