Joan Smalls: bella inside and out

View Gallery 5 Photos

A su haber tiene el hecho de ser la primera latina en convertirse en embajadora global de Estée Lauder. En septiembre del 2012, Models.com la colocó en el primer lugar de la lista “Top 50 Models Women”, puesto que ocupó hasta agosto del 2014 cuando el sito web la catalogó como una de las “New Supers”.

Por si fuera poco, la súper modelo nacida y criada en Hatillo es la primera puertorriqueña en formar parte del selecto grupo de ángeles de Victoria’s Secret. Asimismo, es la primera modelo puertorriqueña que figura en las campañas comerciales de las más exclusivas casas de moda alrededor del mundo, entre los que se encuentran Chanel, Balmain, Givenchy y Gucci. Para el 2013, ya figuraba en el octavo lugar de la lista de Forbes de las modelos mejor pagadas a nivel mundial. La espigada hatillana también ha moderado programas de televisión y ha aparecido en vídeos musicales de estrellas de la talla de Ricky Martin, Beyoncé y Bruno Mars. El año pasado, marcó el comienzo de su faceta como diseñadora de modas en colaboración con True Religion y ha dejado entrever que la actuación podría figurar entre sus metas a corto plazo. Y esto es apenas el comienzo de una trayectoria profesional que se perfila como una de las más fascinantes entre los boricuas que nos representan a nivel global.

¿Ínfulas?

Ninguna.

Joan, sabemos que el tiempo es limitado, así que vamos directo a lo que todas queremos saber, ¿qué dieta sigues para estar siempre fabulosa?

“¡Ay yo no tengo una dieta! Siempre me hacen esa pregunta y la gente se sorprende y me dice ‘¿pero cómo va a ser? si tú eres tan flaca’ y lo que no entienden es que es genética y también es parte de cómo uno se cuida. No puedo decirle no al arroz con gandules, las habichuelas. La dieta de nosotros es tan diferente al resto del mundo que si te crías con eso, es difícil salir de esa rutina. Prefiero comer porciones más pequeñas y obvio que hago ejercicios todos los días”.

¿Cuál es tu rutina?

“Tengo un entrenador con el que hago mucho kickboxing combinado con artes marciales. También, tomo clases de Pilates Reformer (que añade resistencia al ejercicio que se lleva a cabo en lo que se conoce como Reformer Bed). Los días que no hago pilates, voy al gimnasio y hago 45 minutos de ejercicios de cardio y resistencia para tonificar. Hay que cuidarse”.

Cada vez son más las modelos de talla plus que alcanzan notoriedad, ¿qué opinas de que la industria de la moda cada vez se abre más a este mercado?

“Creo que la mujer es bella sin importar la talla, el color, su origen. Es una representación de la mujer de diferentes tamaños y esto demuestra que la belleza viene en todos los tamaños. Definitivamente, para mí es un orgullo que la industria se esté abriendo a las modelos de talla plus, que en realidad son de talla normal como cualquier mujer que ves a diario”.

Aunque no haces dietas, ¿haces limpiezas o detox?

“No realmente, aunque sí me gustan los jugos. Los tomo como snacks entre comidas.

Por ejemplo, entre mi desayuno y el almuerzo tomo un jugo de vegetales con vitaminas y nutrientes. No los preparo, pero cuando voy a casa mi mamá me hace los smoothies, pero la receta habría que preguntársela a ella”.

¿Vienes seguido a Puerto Rico?

“Sí, bastante”.

O sea, ¿que en cualquier momento podríamos tropezarnos contigo por ahí?

“Puede ser, pero me escondo bastante bien. Es difícil encontrarme”.

¿Qué es lo más que extrañas de la isla?

“Mi familia y, es difícil describirlo, pero la energía que hay en Puerto Rico de que todo el mundo quiere gozar, y ríe y tiene esta vibra diferente que caracteriza a la gente que vive en la isla. ¡Ah, y el cantar del coquí por las noches!

¿Fue difícil adaptarte a la vida en Nueva York?

“No realmente. Me adapto fácil a mi medioambiente. Llegué sola a Nueva York, pero al principio me quedé en casa de una tía, así que al menos tenía un familiar aquí. Eso sí, aprendí sola a moverme de un sitio a otro, conocer la ciudad, usar el subway. Pude captar rápido cómo es que se vive en Nueva York”.

Para una modelo que recién llega a Nueva York, el proceso puede llegar a ser frustrante, ¿en algún momento pensaste que no lo lograrías?

“No. Salí de Puerto Rico con la idea de que si iba a dejar a mi familia, a mi isla, a mis amigos, tenía que hacer una carrera en el modelaje. Estaba determinada a lograrlo”.

¿Siempre supiste que ibas a ser modelo?

“No, no creo. Creí que iba a ser veterinaria, pero me gradué de sicología, aunque no creo que lo vaya a ejercer”.

¿Siempre te sentiste bella?

“Sí, desde pequeña. Creo que el sentirse bella es aceptarse a sí mismos y no depende de tu físico, de cómo te ves. Aprender a aceptarte como eres empieza desde el hogar. Mis padres siempre nos inculcaron a mi hermana y a mí que nosotras éramos especiales, que nosotras somos preciosas, que no importaba la opinión de los extraños y eso nos dio la base de nuestra autoestima”.

***Conoce más sobre su niñez, sus metas y planes futuros en nuestra edición impresa.
(Foto Principal: Mike Coppola / Getty Images)