Lady Gaga reveló que quiere borrar la estigma que existe detrás de las enfermedades mentales.

Después de revelar en una entrevista en Today Show que padece de TEPT como resultado de su violación a los 19 años, la cantante publicó una carta en el portal de su página Born This Way Foundation.

“Es un esfuerzo diario para mí — hasta cuando grabé mi último disco — regular mi sistema nervioso para no asustarme en circunstancias cotidianas para otras personas”, escribió. “Algunos ejemplos son salir de mi casa o ser tocada por extraños que quieren compartir su entusiasmo por mi música. También lucho con recuerdos de mis sentimientos en los últimos años durante mi gira donde mis necesidades y mis peticiones fueron ignoradas. Terminé siendo lastimada durante el Born This Way Ball. Ese momento y ese recuerdo han cambiado mi vida para siempre. La experiencia de tener que cantar y bailar noche tras noche con dolor mental y físico me han causado un trauma que revivo cuando veo o escucho cosas que me recuerdan de ese día”.

Pero, este trauma también ha afectado otras partes de su vida.

Gaga explicó que muchas veces padece de disociación, la cual significa que su mente no quiere revivir una experiencia y se desconecta. “Mi cuerpo está en un lugar y mi mente en otro. Es como si el acelerador de pánico en mi mente se atora y me paralizo del miedo”. También expresó que cuando se debilita, muchas veces no puede ni hablar.

Gaga explicó que el trauma en su vida le ha ayudado entender los traumas de otras personas, incluyendo a los más jóvenes. También habló de cómo su tía Joanne inspiró su último disco. Al igual que ella, su tía también fue víctima de abuso sexual antes de morir de lupus.

Con esta revelación sobre cómo el estado emocional y mental de los artistas puede afectarlos, tal vez podemos entender por qué Kanye West, Selena Gomez y Kim Kardashian han decidido alejarse de la luz pública por su salud mental.