Milán acerca la moda a la gente

View Gallery 5 Photos

El más reciente proyecto de los creadores de la feria de modas White Show tiene como objetivo fomentar un intercambio cultural con los países emergentes. La exposición Break Time, en el espacio My-Own-Gallery en la via Tortona fue curada por el artista y autor de libros de fashion, Federico Poletti.

El evento representa una oportunidad para conocer nuevos diseñadores y su universo. Es por ello que el ambiente de esta parada obligada para todo comprador (buyer) recreaba la atmósfera de un atelier.

Esto permitió que los compradores no solo tuvieran un contacto directo con el diseñador y su bagaje cultural sino también presenciar el modo de trabajar y realizar una pieza.   

En esta edición, se añadieron marcas y diseñadores de lugares como Bélgica, Georgia, Estonia y Kazajistán.

La diseñadora Jin Chong Yu y su marca Jinnnn realizaron un despliegue de su moda de alta costura y calzado, repleta de elementos vanguardistas.

Pero fue la diseñadora Marit Ilispon, de Estonia, quien se destacó con su moda transeasonal en telas y estampados.

La joven modista es considerada por muchos como una artista multifacética, conocida en Francia como la “poetisa del diseño de ropa”, (según la revista de alta costura Stiletto).

Ilison mezcla conceptos artísticos y de sastrería para darle vida a sus propuestas. Para ella, todo parte de un concepto o un sentimiento.

En 2014, obtuvo el premio como la mejor diseñadora emergente por la revista Vogue y recientemente fue finalista del festival de fotografía y de modas celebrado en Hyères.  

Cabe mencionar que White ofreció otros eventos de modas como Moda Italiana Aziende y Casa Base, donde 10 salones fueron transformados en fashion ateliers.