Municipios para ir a disfrutar del frío

View Gallery 6 Photos

Los turistas vendrán por las playas y el sol, pero la novedad de este invierno es el frío que se apodera de Puerto Rico estas semanas. Es el clima ideal para explorar la región central de la Isla donde mejor se aprecian las bajas temperaturas. Además, si sales para el monte, te evitas el revolú de las Fiestas de la Calle San Sebastián en San Juan.

A continuación, algunos municipios donde la combinación frío, campo y turismo interno los convierte en destinos de wikén perfectos:

Adjuntas

El termómetro que forma pieza central de su pintoresca plaza ha registrado las temperaturas más bajas de este año, marcando hasta 48 grados Farenheit el jueves pasado. El municipio, conocido por su Festival del Frío, cuenta con numerosos puntos de interés incluyendo la hacienda de café Tres Ángeles, el Museo Casa Pueblo, el Bosque Estatal de Guilarte y el Bosque del Pueblo, el Puente Hamaca y el Lago Garzas donde se puede kayakear y pescar. Donde sobresale este municipio es en su oferta culinaria que incluye la excelente pizzería El Campo es Leña, Hacienda La Holandesa con su envidiable vista, la experiencia que es Hacienda Luz de Luna, el restaurante argentino familiar Hacienda MariBó, y en la plaza del pueblo el restaurante Tierra del Frío y el café Coffee Lovers.

Jayuya

Los amantes de la naturaleza y el senderismo pueden intentar la subida al Cerro Punta, el punto más alto (y probablemente frío) de Puerto Rico o visitar los senderos del Bosque Estatal Tres Picachos y el Bosque Estatal Toro Negro. Luego pueden calentarse con una visita a una de las haciendas de café: la Hacienda San Pedro o Café Nativo. En ambas, ofrecen recorridos guiados y cuenta con coffee shop y restaurante. Conoce la historia indígena de Puerto Rico visitando el Museo Monumento El Cemí, admira los petroglifos indígenas de la Piedra Pintada, la Piedra Tibes y el Sol de Jayuya o sube las escalinatas en el pueblo para visitar el Busto del Cacique Hayuya y la Tumba del Indio. También pueden entrar a una réplica de la histórica casa de Nemesio R. Canales. Padres de familia complacerán a sus hijos con una visita al Parque Familiar Jayuya donde tienen exhibiciones de animales, Cine 5D, salón de juegos y los Chorritos (aunque probablemente sea mejor dejar esos para el verano).

Utuado

Muchas compañías de ecoturismo han sembrado bandera en Utuado, llevando grupos en recorridos por los senderos del bosque y las corrientes del río Tanamá, mientras que los más aventureros pueden aprovechar Batey Zipline Adventures donde también ofrecen cabalgatas, giras en kayak y caminatas en la Hacienda Horizonte. Quienes buscan un pasadía más pasivo, pueden tomar un paseo en bote por el Lago Dos Bocas y parar a comer en uno de los restaurantes ubicados alrededor de la orilla. La hacienda de café Gran Batey está abierta al público y tienen recorridos guiados además de un coffee shop. Para una experiencia arqueológica, visita el Parque Ceremonial Indígena Caguana.

Orocovis

Si quieres un chinchorreo diferente, sigue la Ruta de la Longaniza que cuenta con 30 diferentes restaurantes preparando longaniza de todas las maneras imaginables (http://www.rutalonganiza.com/). Los más atrevidos pueden tirarse por zipline, cruzar puentes colgantes y hacer rappeling o recorrer una ruta de obstáculos en Toro Verde. Disfruta de la impresionante vista desde el Mirador Villalba-Orocovis en la Ruta Panorámica y visita la famosa cascada el Salto de Doña Juana y más abajo las Cabañas de Doña Juana, conocidas por sus carnes al carbón. En el Lago Matrullas se puede kayakear o pescar. Y no se puede pasar por este municipio sin una visita a Casa Bavaria (aunque técnicamente queda en Morovis pero no importa).

Menciones honoríficas:

Visita al Museo del Café y un almuerzo fuerte en Asao Smokehouse o La Bodega de las Brujas en Ciales

Cueva Ventana y las Cavernas de Camuy en Arecibo

El Cañón San Cristobal, el Cañón las Bocas y la Cascada Grande en Barranquitas

Lago Guajataca, Salto Collazo, cascada Gozalandia y Martir’s Sport Bar en San Sebastián