Nueva oferta culinaria para todos los paladares en el Courtyard by Marriott

View Gallery 8 Photos

Cada vez más los restaurantes de hoteles se están reinventando, creando nuevos menús y ofertas culinarias para complacer no solamente a los turistas, sino para atraer al comensal local en busca de una experiencia gastronómica diferente y de alta calidad.

Los restaurantes Sirena y Café Tropical en el hotel Courtyard by Marriott de Isla Verde son de los ejemplos más recientes de esta adaptación. Bajo el mando del chef ejecutivo Víctor Woods han creado nuevos menús para ambos restaurantes que resaltan el producto local agrícola, delicias típicas como croquetas y piononos con toques creativos, e incorporan marcas locales como Pique Don Rafeal, las cervezas artesanales FOK y dulces típicos de Grupo Dulces de Puerto Rico. La gama de opciones en ambos menús se extiende desde comida típica puertorriqueña, versiones tropicales y tradicionales de “comfort food”, y hasta platos saludables, livianos y refrescantes.

Sirena es la opción al aire libre que ofrece platos de almuerzo y cena además de un área de barra y tapas con vista a la playa, mientras que Café Tropical es el restaurante de desayuno y de cena con un enfoque culinario puertorriqueño y con una sección ideal para familias con niños.

En Sirena se destacan los platos para compartir que son refrescantes y sustanciales a la vez, incluyendo los sliders de salmón con una salsa de yogur y pepinillo, chips de bacalaíto con ensalada de cangrejo y el especiado gazpacho de calabaza rostizada y zanahoria. Si buscan platos más fuertes ofrecen sándwiches como el “Adobao” Sándwich que incorpora pernil, aguacate fresco, cilantro y una salsa alioli de pimientos. Los comensales también tienen la opción de crear su propia pizza y pasta, o de degustar una extensa variedad de sopas, hamburguesas, emparedados o paninis.

En Café Tropical el menú tiene una influencia criolla fuerte aunque muchos platos son interpretaciones de los clásicos como serenata de bacalao con viandas que se cataloga como ensalada y las croquetas de bacalao con alioli de cilantro. En otros ejemplares utilizan ingredientes locales de manera inusual, por ejemplo el ceviche de gandules con maíz rostizado y chile serrano y la ensalada de mango y aguacate con yogur y granola. En sus platos fuertes se enfocan en los clásicos como los mofongos rellenos, Ropa Vieja, filete de chillo a la criolla y chuletas fritas o a la jardinera que pueden ser acompañados de mamposteao, majado de viandas, palitos de yuca o tostones de pana, entre otros.

El gerente general del hotel, José Padín, observó durante la presentación a la prensa de los nuevos platos que aunque muchos de sus visitantes pedían comida criolla por curiosidad, sus paladares no se adaptaban a muchos de los sabores y texturas de los platos en su versión más auténtica. Por eso han creado platos criollos que cualquier local puede reconocer y disfrutar pero con elementos que los hagan más interesantes y dinámicos.

Una novedad que ambos restaurantes comparten es el nuevo menú vegetariano y vegano que estrenaron hace apenas dos meses.

“En los últimos dos años ha habido mucho movimiento de personas que nos piden específicamente qué tenemos en el menú que sea vegano o vegetariano”, indicó Padín.

“Quisimos añadir una sección completamente aparte que son muchos platos veganos y vegetarianos y opciones sin gluten. Curiosamente lo que hemos visto, es que muchas personas lo prueban no porque sean vegetarianos sino porque les llama la atención el producto y quieren probar algo que sea más liviano”, señala.

Entre los platos vegetarianos más populares están el wrap de quinua y aguacate con habichuelas negras y queso feta, croquetas de calabacín, papa y zanahoria, y la sopa de habichuelas negras.

Wrap de quinoa y aguacate 1
(Suministrada)

Los postres también ofrecen interpretaciones creativas de sabores locales como el mantecado frito de piña colada y la paleta de pionono acompañada por queso crema y salsa de caramelo y manzana. Esta nueva oferta culinaria incluye además nuevos cocteles como un mojito de guanábana con ron, Sangría Café Tropical y un bul de cerveza.

La ventaja de los nuevos menús y de encontrarse dentro de un hotel es que es una oferta culinaria diseñada para todo tipo de comensal: el turista buscando sabores y platos locales; el visitante con restricciones de la dieta o en busca de opciones saludables y deliciosas; hasta la familia puertorriqueña que necesita una variedad de opciones que complazcan desde el paladar más aventurero hasta el más quisquilloso.

Para reservaciones e información adicional pueden llamar al (787) 999-6300.