Sierra Nevada: 36 años de innovación en la industria cervecera

View Gallery 5 Photos

Hace 36 años, Ken Grossman, un homebrewer apasionado y dueño de una tienda de artículos para elaborar cervezas en la casa, abrió la cervecería Sierra Nevada en Chico, California.

Para poder hacer sus primeras cervezas a pequeña escala, tuvo que construir todo su equipo a mano, utilizando tanques y pedazos de metal descartados ya que no existían los equipos necesarios para ese tipo de producción. El primer experimento fue una stout pero, homebrewer al fin, fue perfeccionando las recetas con ingredientes puros y de calidad, hasta crear la popular pale ale de la marca.

“En aquel momento, no existían cervezas como la pale ale. La gente estaba acostumbrada a beber cervezas maltosas como la Old Milwaukee. Cuando salió de Chico a tratar de venderla, la gente la encontró demasiado amarga, a casi nadie le gustaba. Solo un 10% del público la aceptó”, narró Andrew Bradley, gerente del área sur de Florida de Sierra Nevada Brewing Co.

De ser un estilo de cerveza poco aceptada por el público, hoy día se ha convertido en la más vendida. Gracias a su popularidad, la cervecería Sierra Nevada logró expandirse y abrir una segunda facilidad en Mills River, Carolina del Norte donde la compañía ha convertido en una ecoamigable, utilizando paneles solares y microturbinas para generar electricidad, además de hacer su propio cultivo de lúpulos y producir cebada orgánica.

“(Ken Grossman) tenía una misión. Él quería producir algo que nunca se hubiera hecho antes y que perdurara”, agrega Bradley, quien visitó Puerto Rico recientemente junto a Dave Kemper, gerente regional del área sureste.

Experimentación con lúpulos

Recientemente, Bradley y Kemper fueron los anfitriones de una velada muy especial junto a los Homebrewers de Puerto Rico en La Taberna Lúpulo en Viejo San Juan.

Los presentes degustaron cervezas que solamente se consiguen en Estados Unidos, como la delicada y terrosa Harvest, un “wet hop ale” que utiliza lúpulos cosechados 24 horas antes de ser incorporados al proceso de elaboración; la imponente Narwal Imperial Stout de la cual trajeron tres variaciones añejadas en barricas de bourbon, ron y vino tinto; y su cerveza de temporada Celebration que, “sabe a Navidad”, gracias a una combinación de lúpulos frescos con aromas cítricos y de pino.

Durante el evento, se pudo apreciar lo que es Sierra Nevada más allá de su emblemática Pale Ale. Al distribuir sus cervezas más experimentales nacionalmente, se han dado a conocer por su uso creativo de lúpulos y su intrepidez al sacar estilos poco vistos en el mercado estadounidense, por ejemplo, Otra Vez, una gose preparada con pera de cactus y toronja, y la Kellerweis, una ale de trigo fermentada al estilo de Bavaria en tanques abiertos.

“Los bebedores quieren cosas nuevas, quieren probar cervezas diferentes”, explica Kemper.

“Nuestros cerveceros tienen permiso para salir y experimentar, probar nuevos lúpulos y estilos diferentes de cervezas. Hemos trabajado mucho con distintas variedades de lúpulos y con los cultivadores en Yakama, Washington, elaborando cervezas con ellos y analizando los resultados.” elabora.

Pone como ejemplo el caso de los lúpulos Citra que se utilizan para la Torpedo Extra IPA. “Torpedo fue la primera cerveza en la cual se utilizaron los lúpulos Citra y ahora los utilizan en muchas otras cervezas”, apunta.

Nuevos estilos llegan a Puerto Rico

En esa línea, anunciaron la llegada de dos estilos nuevos al mercado de Puerto Rico que estarán disponibles a principios de 2017. Sidecar es una pale ale elaborada con cáscara de china y un lúpulo llamado Mandarina que le aporta un sabor como a chinas mandarinas, mientras que Tropical Torpedo utiliza como base Torpedo Extra IPA, incorporando lúpulos que le brindan aromas de mangó y guayaba.

Durante la presentación en La Taberna Lúpulo, Kemper señaló que cuando Sierra Nevada abrió en el 1980, solo existían 40 cervecerías en todos los Estados Unidos. Ya en el 2016, hay más de 5,000. A pesar de la gran competencia que existe en el mercado, Sierra Nevada ha demostrado mantenerse a la vanguardia de la industria de las cervezas artesanales.