Taylor Swift se defiende de última polémica con Kanye West

NUEVA YORK — En el capítulo 242 de la batalla entre Taylor y Kanye, Kim Kardashian pone el guión.

La celebridad, casada con West, avivó la disputa entre Taylor Swift y Kanye West el domingo con la publicación en su perfil de la red social Snapchat un video de una llamada telefónica entre el rapero y la superestrella del pop sobre su canción Famous, en la que él dice: “I feel like me and Taylor might still have sex, Why? I made that bitch famous” (“Siento que yo y Taylor todavía podríamos tener sexo ¿Por qué? Yo hice famosa a esa p…”)

Tras su publicación en febrero, muchos criticaron a West por ese verso. El rapero insistió en que Swift le había dado su aprobación, pero ella negó haber escuchado la letra.

Kardashian adelantó el domingo a través de su cuenta de Twitter lo que iba a suceder escribiendo: “¿Me siguen en snap chat? Deberían ;-)”.

 

Entonces, publicó una serie de videos de Snapchat que amenazaban con colapsar internet. En las grabaciones, un sonriente West le dice a Swift que está trabajando en una canción y quiere emplear la frase: “I feel like me and Taylor might still have sex” (Siento que yo y Taylor todavía podríamos tener sexo”).

En respuesta, pude escucharse a Swift diciendo que está preocupada por la sobreexposición, pero West dice que será una exposición buena. Al final, ella parece darle su aprobación.

“Es como un cumplido”, dice. “Aprecio realmente que me lo digas, es muy amable”.

“Tenía una responsabilidad contigo como amigo. Gracias por ser tan genial sobre esto”, responde West.

Swift dice también que de todos modos se trata de una línea irónica y que debería avisar a la gente de que sabía de la letra de antemano. Además señala: “Siempre voy a respetarte”.

Pero cuando se publicó la canción, la frase completa fue: “I feel like me and Taylor might still have sex, Why? I made that bitch famous” (“Siento que yo y Taylor todavía podríamos tener sexo ¿Por qué? Hice famosa a esa p…”). En un comunicado emitido entonces, el representante de Swift dijo: “Kanye no llamó para pedir aprobación sino para pedir a Taylor que lanzase su single Famous en su cuenta de Twitter (…) Ella se negó y le advirtió sobre publicar una canción con un mensaje tan misógino. Taylor nunca estuvo al tanto de la letra real”.

Muchos usuarios de medios sociales vieron la filtración de las grabaciones el domingo y sugirieron que demostraban que Swift había mentido. Pero en una publicación en Instagram, Swift dijo que el audio demuestra que nunca aprobó el uso de la palabra “bitch”.

That moment when Kanye West secretly records your phone call, then Kim posts it on the Internet.

A photo posted by Taylor Swift (@taylorswift) on

 

“¿Dónde está el video de Kanye diciéndome que me va a llamar ‘esa p…’ en su canción? No existe, porque nunca ocurrió. No se puede controlar la respuesta emocional de alguien a quien llaman ‘esa p…’ en frente de todo el mundo”.

“Por supuesto que yo quería que me gustase la canción. Quería creer a Kanye cuando me dijo que me encantaría la canción. Quería tener una relación amistosa. Él prometió que reproduciría la canción para mí, pero nunca lo hizo. Aunque quería apoyar a Kanye en la llamada, no puedes ‘aprobar’ una canción que no has escuchado. Ser presentada falsamente como una mentirosa cuando nunca conocí la historia completa ni escuché ninguna parte de la canción es difamación”.

Múltiples estrellas saltaron al campo de batalla en las redes sociales para pronunciarse a favor de uno u otro artista. Khloe Kardashian elogió a su hermana en Twitter calificándola de “bárbara”. La amiga de Swift Selena Gómez preguntó retóricamente en un tuit por qué la gente no usa mejor su voz para algo importante: “La verdad es que lo último que necesitamos ahora es odio, de cualquier forma”. Justin Bieber hizo un llamado a la calma en Instagram con un breve video en el que pidió “menos odio, más amor”.

A video posted by Justin Bieber (@justinbieber) on

 

Este es el último episodio en la larga confrontación entre los dos músicos que se remonta a siete años atrás, cuando West subió al escenario después de que Swift, que entonces tenía 19 años, ganase a Beyoncé en el premio al Mejor Video Musical de MTV. El rapero interrumpió su discurso de aceptación y dijo: “Ey Taylor, estoy muy contento por ti, voy a déjate terminar, pero Beyoncé tiene uno de los mejores videos de todos los tiempos”.

Este infame momento presentó a West como un villano y afectó a su imagen mientras que Swift, que ya tenía varios discos de platino, aumentó su fama. El enfrentamiento duró varios años, pero la pareja se reconcilió el año pasado con West, Kardashian y Swift intercambiando abrazos y sonrisas en público.

Pero el enfrentamiento se avivó de nuevo este año con la publicación de Famous, y Swift incluso hizo una referencia velada a West al aceptar el Grammy al Mejor Disco del Año por 1989: “Habrá personas a lo largo del camino que intentarán socavar tu éxito o apuntarse méritos por tus logros o tu fama”.

En su publicación en Instagram el domingo, Swift parecía tan al cansada de la confrontación como gran parte del público: “Me encantaría ser excluida de este relato del que nunca pedí formar parte, desde 2009”.