Un palacio llamado Villa Vizcaya

View Gallery 7 Photos

Construida en el 1916, el Winter Palace o palacio de invierno del magnate James Deering, en Miami, es una casona de diseño e inspiración renacentista del siglo XVI que posee una interesante historia.

Hoy esta impresionante mansión vuelve a abrir sus puertas como museo y centro cultural, cautivando al visitante como lo hizo durante su época de gloria, cuando era conocida como Vizcaya.

Al igual que muchos que huyen del frío del noreste de los EE.UU., el joven heredero se sintió atraído por el cálido clima del estado de Florida. Su decisión de vivir en esta zona estaba basada en el hecho de que su padre ya había construido una casa en un área cercana, la cual ya a principios de siglo 20 era conocida como Coconut Grove.

Deering era considerado un excéntrico y un personaje algo inusual entre sus contemporáneos. A la hora de construir su residencia estival, en vez de contratar una firma de arquitectos reconocida, optó por utilizar los servicios de tres amigos con poca experiencia, para que la diseñaran. Paul Chalfin ofreció la visión artística; mientras que Francis Burrall Hoffman, Jr. aportó sus conocimientos profesionales en arquitectura. Por último, Diego Suárez proporcionó el diseño y la creación de un extraordinario jardín paisajista.

En conjunto y para sorpresa de muchos, estos hombres crearon una estancia subtropical única, convirtiendo en realidad lo que James visualizaba como la casa de sus sueños.

La propiedad originalmente constaba de 180 acres. El diseño incluía una reconfiguración de veredas y caminos que forman parte del tramo de la avenida South Miami, la cual divide la finca y la gran residencia del resto de la zona.

El extravagante industrial ordenaría construir su gran casa y amplios jardines en el este o de frente al mar; mientras que la porción occidental de la villa estaría reservada para el personal que le daría mantenimiento a la casa, los terrenos, jardines, talleres, garajes, y una granja para los animales.

El también amante de la historia quería que su propiedad recordara en su diseño y elementos decorativos, eventos históricos, leyendas y mitos del sur de Florida.

Gran parte de su interés se dirigió en las historias y aventuras  de un mercante español mejor conocido como el Vizcaíno, quien supuestamente exploró las Américas a principios de 1600.

Se dice que la Bahía de Biscayne fue nombrada después del golfo de Vizcaya y la provincia española que se conoce como “Vizcaya” o “Bizkaia”.

El nombre de “Vizcaíno” parecía ser el nombre que Deering le pondría a la gran villa, sin embargo, poco tiempo después cambió de parecer. En cartas escritas a su íntimo amigo Paul Chalfin, este le dejó saber que quería cambiar el nombre a  “Vizcaya”. Explicó que este definía cómo se debía dar a conocer su residencia de verano, porque además, el nombre era fácil de pronunciar, evocaba a España y la ubicación de la Bahía de Biscayne.

El joven acaudalado deseaba que parte de su casa, la cual posee un diseño italiano y renacentista, incluyera un muelle en forma de carabela española, barco asociado a los últimos exploradores que podría convertirse en un emblema de Vizcaya. Esta inusual estructura se encuentra sobre el agua a unos 15 metros de los terrenos principales.

Durante la Navidad de 1916, el millonario se instaló en Vizcaya, justo cuando la casa principal fue terminada. Su amigo Paul organizó una elaborada y lujosa fiesta para celebrar la ocasión, que incluyo góndolas, fuegos artificiales, gran cantidad de flores, música en vivo y hasta cañones.

El código de vestimenta para esta gran fiesta requería que los invitados llegaran ataviados con trajes de campesinos italianos.

La casa principal fue diseñada para lucir mucho más antigua, como si una familia la hubiera ocupado durante siglos. Esta gran residencia contiene cantidad de arte y muebles que Deering compró en innumerables viajes a Europa y Estados Unidos.

También cuenta con artículos hechos a la medida e innovadoras tecnologías de la época. Los jardines formales fueron completados en 1922 y son una mezcla de diseños franceses e italianos con plantas que prosperan en el clima subtropical de la zona. Las florestas también se destacan por su selección de estatuas, fuentes y otros adornos arquitectónicos.

En el 1925 James Deering murió repentinamente, soltero,  dejando Vizcaya y parte de su fortuna a su medio hermano, Charles Deering. Al año siguiente, Vizcaya soportó el embate del “Gran Huracán de Miami”, el cual destrozó gran parte del estado de Florida. Los barcos, atracados en la bahía, fueron desmantelados y partes de la casa, las estatuas del jardín y el mobiliario fueron arruinados por la furia del fenómeno atmosférico. Un reducido equipo del personal se encargó del mantenimiento de la villa en un intento por restaurarla.

Posteriormente, las hijas del hermano de Deering, Barbara Deering Danielson y Marion Deering McCormick adquirieron la propiedad y sus tierras circundantes. Eventualmente, la casa pudo ser restaurada parcialmente.  

El condado de Miami-Dade adquirió la propiedad en 1952 y la convirtió en museo. Hoy, Villa Vizcaya es un Monumento Histórico Nacional y un museo acreditado. Debido al pasar de los años, su gran tamaño y las inclemencias del territorio, la estancia vacacional se ha visto en la necesidad de constantes mejoras.

En un momento determinado decidieron cerrarla para realizar arreglos y a pesar de que hoy Vizcaya está  remodelada y goza de su estado original, aún se están realizando remodelaciones de algunos espacios y salones de la antigua mansión.

Actualmente Vizcaya es el escenario para eventos que van desde conciertos al aire libre, galas en la casa principal, clases de alta cocina, festivales de cine y conferencias.

Además, la espectacular residencia y sus terrenos han servido de escenario para películas como: Iron Man 3, Ace Ventura: Pet Detective, Bad Boys, Any Given Sunday, Airport 77 y  The Money Pit.

El Vizcaya Museum & Gardens se encuentra en el 3251 de South Miami Avenue, en Miami, Fl.