Vinos orgánicos, biodinámicos y naturales

Con tanta accesibilidad a la tecnología, muchos suponen que hacer vinos es como dar a par de teclas o tener acceso táctil a una pantalla. No, hay cosas que la tecnología no puede hacer, como estar pendiente de la naturaleza y reconocer la necesidad de conservar los recursos naturales proveyendo cultivos sustentables.

Recientemente, en una presentación que hizo Michelle Negrón, puertorriqueña que hace vinos con su esposo allá en el Priorato, degustamos varios vinos: unos orgánicos, otros naturales y algunos biodinámicos.

Aunque todos profesan el respeto por la naturaleza, no son lo mismo ni se escriben igual.

¿Qué son los vinos orgánicos?

Para el mercado bajo la jurisdicción del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), todo vino que sea orgánico o que se venda como tal, debe llevar la certificación de esta práctica tanto para el cultivo de la vid como para su conversión en vino. Esto incluye que las uvas se cultivaron sin fertilizantes sintéticos, cosa de proteger el ambiente y conservar los suelos.

Existen otros componentes del vino que también deben ser orgánicos, como las levaduras, que igualmente se certifican. Otros ingredientes que van en el vino deben estar autorizados en la Lista Nacional de Sustancias Permitidas o Prohibidas para este tipo de operación y que no excedan del 5 % del total del producto. Los sulfitos no pueden añadirse a los vinos orgánicos.

Este ingrediente se le añade comúnmente a los vinos para evitar el proceso de fermentación y preservar el perfil de su sabor.

Si el vino en su etiqueta señala que se elaboró con uvas orgánicas, no necesariamente es orgánico. Las uvas son 100 % orgánicas, pero las levaduras u otros ingredientes no requieren que sean orgánicos y no pueden usar métodos de ingeniería genética. A estos sí se les pueden añadir sulfitos.

Los vinos orgánicos se producen en todo el mundo, pero los que se venden en los Estados Unidos deben seguir la norma. Por lo menos, no se entra en los detalles de biodinamismo y natural en las etiquetas para no confundir más al consumidor.

¿Qué es biodinamismo?

Los vinos y la agricultura biodinámica, que practica Michelle en Saó del Coster, Gratallops-Priorato y otros vitivinicultores del mundo, nace en el siglo pasado como concepto y práctica, aparte de la percepción del filósofo y científico austriaco, Dr. Rudolf Steiner.

Este indicó muchas de las fuerzas de la naturaleza viva, las cuales debe identificar el agricultor para aplicar prácticas y formulaciones específicas que le permitan trabajar en armonía con los parámetros de este método. Los alimentos que se producen de manera biodinámica los certifica para el mercado la Demeter Association. Puedes acceder a www.demeter-usa.org. La biodinámica se aplica a todos los cultivos, no solo a la vid.

Vino natural

Los vinos naturales son aquellos que tienen la menor intervención humana posible, bien sea en el manejo y cultivo del viñedo, como en el proceso de elaboración y su transformación. Se pretende con este tipo de vino que sea un fiel reflejo de la tierra que lo origina. Los vinos naturales nacen de un movimiento francés de la década de los 80 que promulgaba la defensa del vino autóctono.